Blogia
misteriosdebaleares

Astrología con rigor científico y valor literario

El escritor Cristóbal Serra traduce la obra de Max Jacob titulada 'Espejo de la Astrología' en la que se recogen los perfiles femeninos de cada signo zodiacal


MAYTE AMORÓS

PALMA.- Cristóbal Serra Simó vive entre la soledad de sus múltiples libros, discos y cuadros. Quizá los astros eligieron en sus apellidos esa 's' al cuadrado que refleja su soledad elevada a la segunda potencia. Me recibe en el salón de su casa. Al fondo, al lado de la ventana, luce su premio Ramon Llull y sobre la mesa reposa el libro Espejo de la Astrología, una traducción propia de la obra de Max Jacob.

Me siento frente a él y espeta «eres Escorpio, la luminosidad de tus ojos es propia de las de este signo» y su primera radiografía sobre mi naturaleza astral me sirve de antesala para preguntar por la ambigüedad del título de este libro: «refleja el saber astrológico pero de una forma literaria, cualidades de las antiguas especulum (las precedentes de las enciclopedias) de la Edad Media donde se recogían todos los conocimientos de la época», responde Serra.


Poeta vanguardista


Desde joven, Cristóbal Serra tiende a buscar «libros raros y si van a contracorriente, mejor». No lo hace metódicamente, asegura, sino que «es mi inclinación». Esta inherencia le llevó hacia esta obra póstuma de Max Jacob, un poeta vanguardista que se dedicaba a la astrología y a la cartomancia para subsistir de la precaria remuneración de los poemas. Instaló un consultorio en París donde acudían, sobre todo, mujeres de la alta sociedad y cuya experiencia le sirvió para definir los perfiles de cada signo.

«Lo he traducido porque, además del rigor científico, contiene valor literario, una gran riqueza psicológica y es útil para las personas», asegura el traductor. En definitiva, un libro donde Max Jacob hace un perfil de las mujeres de cada signo zodiacal y que ya ha sido tildado por algunos de misógino, calificativo que Serra desmiente porque «si se sabe leer, uno disfruta de los detalles curiosos». Al respecto, el traductor de Espejo de la Astrología destaca el apartado Analogías «la parte más lúdica del libro, un auténtico festín de la imaginación que estimula la acrobacia mental».

En su tarea de traducir, Cristóbal Serra se define con «humildad pero con el orgullo de ser traductor y nunca traidor de la versión original». Como autor lo tiene claro: «si los libros no tienen alguna característica fuera de lo común, no tienen por qué existir». En ocasiones se ha ganado la fama de «orillero del Infierno» pero él, entre risas, puntualiza que únicamente quiere pensar cosas peligrosas y bordearlas.

Cree en la astrología porque está avalada por la cultura milenaria, que conoce bien la condición de sus hombres, y en el ocultismo. En cambio, se distancia de los libros que le constriñen. «Mis manías librescas ya las conocen todos y la próxima será la edición del libro del filósofo chino Chunangsé, adelanta.

Libro en mano, Serra asegura que es éste es una forma de conocerse, de prever la compatibilidad con los demás , «un valor inestimable como ayuda para descifrar nuestra vida y orientarla».

Los astros orientan pero no coaccionan. Espejo de la Astrología enseña a cada signo una entidad psicológica definida, aunque reducida a la fecha de nacimiento. Las clasificaciones son arbitrarias como pueden serlo todas pero ¿pueden contener una parcela de verdad práctica?


El Mundo-El Dia de Baleares, 22 de mayo de 2005. http://www.elmundo-eldia.com/2005/05/22/cultura/1116712800.html
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres