Blogia
misteriosdebaleares

El yacimiento de Son Matge, en Valldemossa, sepultado por un derrumbe de rocas

El yacimiento de Son Matge, en Valldemossa, sepultado por un derrumbe de rocas G. RODAS. PALMA.
El yacimiento de Son Matge, testigo de toda la secuencia estratigráfica de la prehistoria de Mallorca, ha quedado sepultado por un desprendimiento de toneladas de piedras que se produjo el pasado miércoles.

Situado en Valldemossa, a la altura del kilómetro 14 de la carretera que une Palma con este pueblo de la Tramuntana, este yacimiento está considerado como un libro en el que puede leerse la prehistoria mallorquina, "toda una referencia" para comprender este periodo de la historia, apuntó ayer el arqueólogo Josep Ensenyat.

Jaume Cardell, arqueólogo adscrito al equipo de Patrimonio Histórico del Consell, explicó ayer a este diario que a la espera del informe que se elaborará a partir del próximo lunes, la inspección ocular ha revelado que el yacimiento se ha visto gravemente afectado.

Ensenyat, que en 1999 trabajó en este yacimiento junto a William Waldren, su descubridor, en 1968, señaló que el de Son Matge era el único enclave de Mallorca "con una ocupación continua desde el asentamiento inicial de la isla hasta el período romano", un espejo de la prehistoria que "contenía estratigrafía completa bien datada con carbono 14".

"Por que he podido averiguar, el derrumbe ha afectado a la parte occidental del abrigo rocoso, una zona que sólo tenía ocupación talayótica. La parte oriental es la más importante, donde está la secuencia completa de la historia de Balears y en la que todavía hay depósitos arqueológicos", añadió Ensenyat, quien tenía previsto volver a trabajar en él este mismo año junto a Víctor Guerrero, de la Universitat de les Illes Balears.

En los años 60, William Waldren practicó en Son Matge unas excavaciones que arrojaron a la luz muestras de ocupación humana desde los primeros pobladores del neolítico hasta el establecimiento de la cultura talayótica. En los niveles inferiores se encontraron coprolitos, huesos y cuernos de Myotragus Balearicus, el antilopino autóctono del archipiélago.
Diario de Mallorca, 11 de febrero de 2005.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Domingo Hernández -

Te doy toda la razón, será que no hay sitios en Mallorca llenos de cemento, asfalto los cuales para ser creados arrasaron bellos parajes o parte de nuestra historia como para que la naturaleza haga de las suyas y destruya lo poco que nos queda, ¿a ver si al final se habrá cansado y se ha pasado al bando de los que arrasan el entorno?.

Toni M. Jover -

Desde luego, si hay un Dios no es precisamente un idealista ("es inconsecuente e irresponsable; no es un caballero", diría Reverte)... ¿No había mejor sitio donde estornudar? No sé, en el campo de golf de Son Vida, por ejemplo. Lo digo sin ánimo homicida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres