Blogia
misteriosdebaleares

Carrera hacia el submarino

La empresa madrileña Filmasub ha pedido también autorización oficial para descender hasta el sumergible hundido en 1943 en Tagomago. Hace tres semanas, esta empresa fracasó en un intento de filmar el pecio

Eivissa J. Ll. Ferrer





Fotografía del comandante del U-602, poco antes de morir / DI


La empresa madrileña Filmasub, especializada en el rescate de barcos y aviones hundidos, rivaliza con el equipo ibicenco que trata de descender hasta el submarino de la II Guerra Mundial hundido a una milla de Tagomago, a unos 90 metros de profundidad. El sumergible, según estimaciones preliminares basadas en la observación directa de un buceador ibicenco, podría ser el U-602 alemán, que se hundió con sus 48 tripulantes a bordo en abril de 1943 por causas que aún se desconocen.
Luis Avial, uno de los responsables de Filmasub, indicó a este periódico que ya han solicitado la autorización oficial a la Comandancia Militar de Marina para realizar una inmersión hasta el pecio al objeto de identificarlo correctamente, fotografiarlo y filmarlo. El grupo de buceadores e investigadores ibicencos que tiene el mismo propósito dispone ya de esta autorización, aunque está a la espera de recibir unos equipos técnicos imprescindibles para realizar la inmersión. Filmasub carece aún del permiso, pero ya dispone de todos los elementos necesarios para ejecutar la inmersión.
Avial confirmó que hace unas tres semanas una embarcación fletada por su empresa desde la Península, y provista de los más sofisticados sistemas electrónicos, llegó hasta las coordenadas del pecio e hizo descender, entre otros aparatos, un cámara de infrarrojos. «Sin embargo, en el fondo, donde estaba el objeto, había mucho polvo en suspensión que impedía ver nada. Se veía que es un objeto bastante grande y que parece ser realmente un submarino, pero cuando encendíamos los focos toda la materia en suspensión se iluminaba y no se veía nada», indicó Avial. Este experto no se atreve aún a asegurar que sea un sumergible alemán.
Durante una de las expediciones efectuadas por Filmasub, una dotación de la Guardia Civil del Mar apareció en la zona y subió al barco para requerir la documentación a sus responsables. Antes de que llegara la Guardia Civil «habían aparecido unas barquitas y me imagino que fueron ellos [integrantes del grupo ibicenco] los que avisaron a la Guardia Civil. Nos revisaron la documentación y lo único que nos dijeron es que la próxima vez teníamos que estar autorizados por la Comandancia de Marina», dijo Avial.


Diario de Ibiza, 22 de mayo de 2005.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres