Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

misteriosdebaleares

Temas

Enlaces

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Culturas Antiguas.

La Societat Històrico-Arqueològica Martí i Bella catalogará los yacimientos de Es Mercadal

Ésta es la cuarta fase de un proyecto que ya ha pasado por seis municipios de la isla

J. L. GARCÍA LLAGÜES
Mateu Martínez, conseller insular de Educació i Cultura, y Bernat Moll y Xim Sánchez, miembros de la Societat Històrico-Arqueològica Martí i Bella, firmaron ayer un convenio de colaboración para catalogar los yacimientos arqueológicos del municipio de Es Mercadal durante el próximo año.

Ésta es la cuarta fase de un proyecto que ya ha pasado por los municipios de Ferreries y Es Migjorn Gran durante el año 2002, Sant Lluís y Alaior durante el 2003 y Maó y Es Castell, el año pasado.

El objetivo del acuerdo es el de crear un catálogo global de los bienes paleontológicos de la isla. Según el documento, el Consell invertirá 6.000 euros para 2005.

Por lo que respecta a los trabajos realizados por la sociedad Martí i Bella durante 2004, se han localizado cinco yacimientos en el término municipal de Es Castell y 25 en Maó.

Las zonas catalogadas en Es Castell se distribuyen en cuatro nacimientos de edad terciaria, del periodo mioceno, y uno del período cuaternario.

Los hallazgos más destacados en este municipio son un nacimiento de cangrejos miocenos en Cala Sant Esteve, que podrían ser una especie nueva al no haber podido ser clasificados y unas bolas de alga calcárea encontradas en el yacimiento del Penyal Alt des Sótil. Por lo que se refiere a Maó, los 25 yacimientos encontrados se dividen en nueves de edad primaria, uno de edad secundaria, seis de edad terciaria y nueve de edad cuaternaria. En estas zonas destaca el hallazgo de unos dátiles del período mioceno de 20 centímetros de largo. A su vez, también destacan los abundantes restos óseos de Myotragus encontrados en el yacimiento del Racó dels Suros. Martínez explicó que «se trata de un paso necesario para proteger las zonas».

Diario Última Hora Menorca, 15 de junio de 2005.
27/04/2006 09:30 misteriosdebaleares ;?> No hay comentarios. Comentar.

Los arqueólogos esperan sacar a la luz las termas de Pol·lèntia este verano

Las excavaciones se centrarán principalmente en la finca de Santa Anna donde se cree que están enterrados los baños romanos La campaña se prolonga este año a 3 meses: de julio a septiembre 

M. CAÑELLAS

ALCÚDIA.- El Consorcio de la Junta Rectora -compuesto por el alcalde de la localidad, Miquel Ferrer; la directora general de Cultura del Govern, Catalina Sureda; el director insular de Patrimonio, Joan Más; el regidor de esa misma área, Miquel Llompart y Coloma Terrasa en representación del Govern- ha acordado ampliar el periodo de excavaciones en la ciudad romana de Pol·lèntia. Esta decisión permitirá que la campaña arqueológica tenga una duración de tres meses y no de uno tal y como sucede desde hace ocho años. En palabras del regidor de Patrimonio del Ayuntamiento alcudienc, Miquel Llompart, es «imprescindible» trabajar durante más tiempo para avanzar en la excavación.

Esta vez, según explicó Llompart, se trabajará en la finca de Santa Anna, cercana a la zona del forum i el capitale, ya descubierto y también limítrofe al propio teatro romano, a fin de desenterrar las antiguas termas de Pol·lèntia, que tal y como desveló Llompart, al parecer se hallan en estos terrenos.

Asimismo, cabe destacar que la prolongación de los trabajos arqueológicos conllevará el incremento de la partida económica para este ejercicio. Concretamente el consorcio, reunido en la sede de Can Domènch, aprobó aumentar en 30.000 euros la financiación para Pol·lèntia. Esta partida procede de un remanente que el consorcio tenía a su disposición y que finalmente se invertirá en la prolongación de la excavación. De esta manera la campaña de este verano costará en total unos 52.000 euros.

Igualmente, Llompart quiso resaltar que las labores arqueológicas en Pol·lèntia forman parte del plan europeo Interec, en el marco de iniciativas en materia de Patrimonio. Asimismo y a fin de proseguir durante tres años las labores se han redactado también dos proyectos Europa.

Las excavaciones comenzarán el próximo mes de julio para concluir a finales de septiembre bajo la dirección de la arqueóloga menorquina, Margalida Orfila y el catalán, Miquel Angel Cau.

Este verano la ciudad romana acogerá el conocido Curso de Arqueología Antoni Arribas i Palau -antiguo director de la excavación, fallecido en 2002-, todo un clásico del verano alcudienc. En esta ocasión participarán estudiantes del ramo procedentes de Mágala, América, y de las Islas, entre otros lugares. Según Llompart este año también aumentará el número de alumnos que prevé supere los 40.

Una vez concluido el curso los trabajos proseguirán de la mano de un grupo de técnicos especializados en la materia y los propios directores de la campaña, concluyó el edil.

El Mundo-El Dia de Baleares, 21 de junio de 2005. http://www.elmundo-eldia.com/2005/06/21/part_forana/1119304832.html
27/04/2006 09:27 misteriosdebaleares ;?> No hay comentarios. Comentar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El desdoblamiento de la carretera derriba la cueva d'en Xorric

El PSM denuncia la destrucción de la entrada, escalera, columna y tejado de este bien de interés cultural (BIC)

GUILLEM MAS

Las obras de desdoblamiento de la carretera Palma-Manacor han provocado daños irreparables a parte del Bien de Interés Cultural (BIC) de la cova d’En Xorric del barrio Molinar de Montuïri que data de la época pretalaiotica. Así lo denunció el PSM en la pasada sesión plenaria del Ajuntament donde criticó el poco interés del Consell de Mallorca por este bien catalogado en el año 1952. Así las cosas, el desconocimiento de los operarios de la obra provocó el derrumbamiento de un trozo del acceso a la cueva, la escalera, una columna y un trozo de tejado. El portavoz del PSM en el Ajuntament, Mateu Ginard, mostró su indignación por los hechos y criticó la «dejadez de las administraciones y con esta queja queremos que nos expliquen las causas que llevaron a la destrucción de tan preciado bien patrimonial para nuestro pueblo».

Según el nacionalista «mientras Maria Antònia Munar se pasea con helicóptero para observar como van la sobras de desdoblamiento, en Montuïri se han cargado un bien protegido hace más de 50 años y aquí no ha pasado nada». Para Mateu Ginard «se trata de un hecho muy grave ya que la cueva d’en Xorric es un bien de interés cultural que se protegió en los años 50 y su valor histórico es importantísimo». Para el regidor del PSM «queremos saber qué ha pasado y porqué se ha
hecho este desastre, el Consell de Mallorca tiene que dar una explicación. De todas maneras, Ginard matizó que «el mal ya está hecho» y se mostró pesimista en cuanto a la solución que se pueda dar: «Ahora veremos cómo lo arreglan, si es que hay manera».

Por su parte, el alcalde Gabriel Matas manifestó que «no teníamos constancia de estos hechos hasta que el regidor del PSM nos lo contó en el pleno y la verdad es que nos sorprendió». Matas pero anunció que «desde el Ajuntament enviaremos una carta al Consell de Mallorca para protestar por el mal que nos ha hecho en la Cova de’n Xorric a causa de las obras del desdoblamiento y para que nos informen del porqué se ha destruido la cueva, la escalera, la columna y el acceso
al lugar». El alcalde de Montuïri no se mostró tampoco muy optimista en referencia a la recuperación de la parte dañada por los operarios de la carretera. «De todas maneras vemos lo destruido como una cosa insalvable», apuntó. Hay que recordar que hace unos días las máquinas que ejecutan esta obra derribaron por error una casa protegida del término municipal de Algaida.

Diario Última Hora, 9 de junio de 2005.
26/04/2006 12:47 misteriosdebaleares ;?> No hay comentarios. Comentar.

La época romana resurge a golpe de criba

La Asociación Sanitja inició de nuevo el pasado día 1 las excavaciones arqueológicas al campamento militar dónde, por el momento, se han encontrado cuatro proyectiles de plomo y algunas monedas que datan de entre el 123 y el 50 a.C.

M. José Ferri.Maó

Desde que el verano de 1996 l´Asociación Sanitja realizara las primeras excavaciones al campamento militar romano, denominado por los antiguos pobladores Sanicera, hasta el año pasado, cerca de 400 estudiantes han perfeccionado su formación práctica en este lugar de gran riqueza histórica. Este año, y teniendo en cuenta el éxito de la convocatoria pasada, la asociación ha organizado de nuevo los cursos internacionales de verano que, en esta ocasión, se ampliarán hasta octubre.

Según el presidente de l´entidad encargada del mantenimiento del Ecomuseu de la Cabeza de Caballería, Fernando Contreras, este verano se prevé que pasen por estas excavaciones sitas a la cuesta norte alrededor de cuarenta estudiantes universitarios de cualquier parte del mundo, aun cuando, mayoritariamente, lel origen de los participantes es Estados Unidos y Reino Unido.
Los trabajos arqueológicos se iniciaron el pasado día 1 con la incorporación de catorce estudiantes norteamericanos y uno canadiense que cumplirán su formación práctica a finales de mes. Para el mes de julio ya hay cuatro norteamericanos inscritos. Las diez plazas restantes serán becadas y se otorgarán, únicamente, a alumnos menorquines de Arte, Humanidades o Historia. Estas becas comprenden una dotación de 800 euros y la asistencia a las intervenciones arqueológicas, a las clases prácticas y teóricas, así como también a las visitas por conocer los yacimientos más importantes de Menorca, los museos y, en general, el paisaje isleño. Todas estas actividades, junto con el alojamiento, la manutención y el transporte tienen un coste de 2.000 euros para los estudiantes provenientes de otras zonas.

Durante el mas de agosto las excavaciones al campamento de Sanitja se pararán y se retomarán a partir de septiembre, meses en qué será más notable la presencia de alumnos británicos.

Yacimiento único en la Isla

La importancia de la intervención a Sanitja radica en que es el único núcleo poblacional de la época romana que queda sin urbanizar. Los otros dos centros neurálgicos de la actividad económica y militar del Imperio Romano eran Iamo y Mago, dónde los restos arqueológicos han quedado sepultados y silenciadas bajo los núcleos urbanos de Ciutadella y Maó, respectivamente.

Las actuaciones llevadas a término en el antiguo campamento de Sanicera durante los últimos años han sacado a la luz objetos de especial relevancia histórica. En concreto, el año pasado el equipo de arqueólogos, dirigido por Fernando Contreras y formato por los alumnos del Curso Internacional de Arqueología, puso a cuerpo descubierto una punta de lanza de bronce denominada "pilum" y veintiún proyectiles de plomo, piezas datadas entre el 123 a.C. y el 50 a.C. Este año, en tan sólo unos días de excavaciones los asistentes al curso han desenterrado cuatro proyectiles de plomo y unas cuántas monedas que, previsiblemente, pertenecen al mismo periodo histórico. Estos hallazgos, junto con los realizados durante los próximos cinco años, permitirán encontrar indicios que confirman que Sanitja fue un foco importante en la formación de foners.

Menorca.info, 7 de junio de 2005. http://www.menorca.info/20050607/insular/9insular.html
26/04/2006 12:13 misteriosdebaleares ;?> No hay comentarios. Comentar.

Los arqueólogos empezarán este verano a sacar a la luz la ciudad de Bocchoris

A esta campaña, la más prometedora de este estío, se suman otras siete alrededor de Mallorca 

JOANA NICOLAU

El departamento de Patrimoni del Consell, en colaboración con varios ayuntamientos y entidades, ya ha cerrado el programa de campañas arqueológicas para este verano, entre las que destaca la de la ciudad de Bocchoris (II a.C.-III d.C.), en Pollença. Esta ciudad «indígena», localizada en el Pedret de Bóquer, aparece documentada en los textos clásicos y en ella se han encontrado importantes hallazgos, como una tabla del año 10 a.C. en la que se narra la voluntad de los notables de la civitas de usar los mecanismos romanos para hacer valer sus intereses o lograr una cierta protección ante la administración romana. Aún así, todavía es uno de los yacimientos más desconocidos en lo que se refiere a su estudio de campo.

Este año se realizará la cuarta campaña, que estará dirigida por Pep Merino y Magdalena Estarellas, quienes en 2003 ya estuvieron al frente de la excavación. En ella retiraron numerosos restos cerámicos, casi en la superficie, y se realizaron catas y sondeos para empezar a determinar el potencial del yacimiento, un potencial «importante», según Merino. Ayer, Merino explicó que el objetivo que a principios de julio empiece el trabajo y que se excaven las estructuras, la ciudad, para saber qué extensión abarcaba y determinar con exactitud su historia. La campaña será intensa. Gracias a la ayuda del Consistorio de Pollença, participarán una veintena de universitarios y estudiantes supervisados por arqueólogos. Además de Bocchoris, destaca la campaña de Pollentia (Alcúdia), que vuelve a dirigir Margalida Orfila. La gran novedad es que los trabajos, habitualmente reducidos a un mes, se alargarán hasta tres meses, empezando en julio. Se centrarán en el foro y el gran objetivo consiste en acabar de excavar el capitolio, el principal templo romano de Balears.

En Santa Margalida, se seguirá trabajando, a partir de finales de julio y en agosto, en la restauración y consolidación de la necrópolis de Son Real. La proximidad del mar hace que se necesiten diversas intervenciones de urgencias para protegerlo en la medida de lo posible y, también, para poder continuar adelante con su exploración. En Artà, en ses Païsses, tras dos o tres años de inactividad, el trabajo se reanudará con una campaña de un mes, igual que en el poblado talayótico de Son Fornès (Montuiri). En Portocolom, en Clossos de Can Gayà, se continuará con la excavación y se consolidará y restaurará una de las navetas con el propósito de que la zona pueda ser visitada. En Calvià, dentro del macroproyecto de la UIB y el Ajuntament con fondos europeos, el trabajo se centrará en el Puig de sa Morisca. En Manacor, se retomarán los trabajos en el Hospitalet Vell y Son Peretó. En este último, el trabajo se centrará en sacar a la luz las estructuras adosadas a la basílica paleocristiana.

Diario Última Hora, 7 de junio de 2005.
26/04/2006 12:07 misteriosdebaleares ;?> No hay comentarios. Comentar.

Excavaciones al sol

La continuación de los trabajos en Boccoris, Pollentia y la restauración de la necrópolis de Son Real son algunos de los proyectos autorizados por Patrimoni este verano

PERE MARÍ. PALMA.

El departamento de Patrimoni del Consell de Mallorca tiene previstas nueve excavaciones dentro de su programación de actividades de este verano. Entre ellas, destacan los trabajos que se quieren realizar en la zona de Pedret de Boca, del Port de Pollença, donde se estima que se hallan los restos de Boccoris, población del norte de Mallorca federada a Roma y que se mantuvo habitada hasta el siglo III d.C. El Consell destaca que estos trabajos permitirán dar continuidad a unos primeros sondeos de la zona realizados hace más de dos años.
Los trabajos, señala el arqueólogo Josep Merino, que dirige la excavación junto a Magdalena Estarellas, permitirán "confrontar los datos de excavaciones con los de las crónicas históricas" y disponer de más información sobre la evolución de este núcleo, en el que se trabajará durante un mes a partir de julio. También el mes que viene se reinician las excavaciones en la antigua ciudad romana de Pollentia, que dirigirán Margalida Orfila y Miquel Àngel Cau Ontiveros, mientras que otro de los proyectos importantes de este verano es la resturación de la necrópolis de Son Real, en Santa Margalida.
El responsable del departamento de Arqueología del Consell, Jaume Cardell, separó las actuaciones que se desarrollarán en el yacimiento talayótico de Son Real de la situación en la necrópolis de s´Illot des Porros, que fue arrasada por unos temporales. Cardell señaló que el lunes pasado mantuvieron reuniones con Costas
para debatir soluciones a la exposición a los temporales del islote. La actuación en Son Real será promovida por la misma dirección insular de Patrimoni e incluirá la consolidación, limpieza y restauración del yacimiento, "que en algunas partes también se vio afectado por los temporales y también hay que actuar".
Patrimoni también ha autorizado la continuación de los trabajos en Ses Païsses d´Artà, yacimiento en que la excavación corre a cargo de Javier Aramburu y que supone uno de los principales núcleos de población en Mallorca hasta la conquista romana, en que fue arrasada por los conquistadores.
También continuán las prospecciones en el puig de Sa Morisca, en Calvià, que dirige Manuel Calvo, y las de Es Closos de Can Gaià, en Felanitx,uno de los poblados de navetes mejor conservados de la isla, y en el que también se han desarrollado ya varias campañas veraniegas que han aportado abundantes y valiosos datos sobre la historia de Mallorca durante el II milenio a.C. El director de los trabajos en este yacimiento es Tomeu Salvà.
En Montuïri también continúan las excavaciones en Son Fornés, zona declarada monumento histórico nacional en 1966 y lugar en el que hay abundantes restos, que abarcan desde la época talayótica a la Alta Edad Media (siglos V-VI d.C).
Por último, Cardell destacó entre las principales excavaciones a desarrollar este verano las que se llevarán a cabo en la basílica paleocristiana de Son Peretó (siglo V d.C) y en L´Hospitalet Vell, en Manacor, donde se han hallado restos de época talayótica y anteriores. La directora del Museu de Manacor, Magdalena Sales, ya avanzó en su momento el reinicio de los trabajos. Este verano se registra un pequeño descenso en el número de prospecciones, ya que mientras en 2004 se avanzaron 12 campañas, este verano serán 9.

Diario de Mallorca, 5 de junio de 2005.
26/04/2006 11:59 misteriosdebaleares ;?> No hay comentarios. Comentar.

El Consell de Menorca organiza una excavación en la Cova des Pas

PALMA.- El Consell de Menorca, a través del Servicio Insular de Arqueología, lleva a cabo los trabajos de excavación y estudio de los materiales prehistóricos de Sa Cova des Pas, cuya ubicación se mantiene en secreto.

El conseller de Educación y Cultura, Mateu Martínez, informó de que profesores de la Universidad de Barcelona y la Universidad de las Islas Baleares (UIB) han empezado a trabajar en el proyecto de excavación de esta cueva.

En realidad, se trata de un hipogeo funerario de la época talayótica en el que han aparecido restos humanos bien conservados, entre ellos, mechones de cabellos asociados a un cráneo y materia orgánica (posiblemente piel) recubriendo parte de una tibia.

Martínez explicó que ya se cuenta con la participación de estas dos universidades en el proyecto de excavación, que sigue abierto a la incorporación de otros centros universitarios, tanto españoles como extranjeros. El yacimiento de Sa Cova des Pas fue descubierto recientemente por los espeleólogos Pere Arnau, Josep Riera y Mónica Zubillaga en una cueva de difícil acceso situada en una zona alejada de la costa.


El Mundo-El Dia de Baleares, 22 de mayo de 2005. http://www.elmundo-eldia.com/2005/05/22/cultura/1116712805.html
09/08/2005 10:00 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Arqueólogos de Barcelona y Balears excavan en Sa Cova des Pas en Menorca


EFE. MAÓ.
El Consell de Menorca, a través del Servicio Insular de Arqueología, lleva a cabo los trabajos de excavación y estudio de los materiales prehistóricos de Sa Cova des Pas, cuya ubicación se mantiene en secreto.
El conseller de Educació i Cultura, Mateu Martínez, informó de que profesores de la Universidad de Barcelona y la Universitat balear (UIB) han empezado a trabajar en el proyecto de excavación de esta cueva.
En realidad, se trata de un hipogeo funerario de la época talayótica en el que han aparecido restos humanos bien conservados, entre ellos, mechones de cabellos asociados a un cráneo y materia orgánica (posiblemente piel) recubriendo parte de una tibia.
Martínez explicó que ya se cuenta con la participación de estas dos universidades en el proyecto de excavación.

Diario de Mallorca, 22 de mayo de 2005.
27/07/2005 21:24 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Patrimoni documentará los restos arqueológicos hallados en Montefí

Junto a la cueva y a un 'sitjot' se ha hallado una pila talayótica y fragmentos cerámicos


C.MARQUÈS
El Servei de Patrimoni del Consell documentará los restos arqueológicos hallados durante las obras de la Ronda Sur de Ciutadella, antes de que la empresa adjudicataria del proyecto, Antonio Gomila, reciba la orden de seguir adelante con la construcción de la carretera.

Los trabajos realizados en la zona han puesto al descubierto los restos de una cueva parcialmente destruida y un sitjot o silo relacionado con el poblado talayótico de Montefí. Según explica la arqueóloga Maribel Herranz, se han encontrado, además, fragmentos de cerámicas y una pila talayótica.

Herranz explicó que la cueva destapada por las obras es una de las doce sobre cuya existencia se tenían noticias.


Diario Última Hora Menorca, 19 de mayo de 2005.
27/07/2005 21:04 ;?> No hay comentarios. Comentar.

A punto para la excavación

Científicos de la UIB y la Universitat de Barcelona estudiarán la Cova des Pas


Toni Seguí


Cueva. Se han encontrado restos humanos momificados.




La Universitat de les Illes Balears (UIB) y la Universitat de Barcelona (UB) llevarán a cabo las excavaciones arqueológicas en la Cova des Pas, según ha informado el conseller de Cultura y Educación, Mateu Martínez. Este hipogeo funerario, descubierto recientemente por los espeleólogos Pere Arnau, Josep Riera y la arqueóloga Mónica Zubillaga, conserva restos humanos momificados de época talayótica.

El conseller Mateu Martínez confirmó al "Menorca" que la institución insular está ultimando un proyecto de excavación arqueológica de la Cova des Pas con el profesor titular del área de Prehistoria de la UIB, Víctor M. Guerrero Ayuso, y el catedrático de Prehistoria de la UB, Josep Maria Fullola Pericot. El hallazgo de una cueva funeraria intacta de época talayótica, con restos óseos humanos y materia orgánica, mechones de cabellos adheridos a un cráneo y restos de una parihuela de madera utilizada para la inhumación del difunto, han aconsejado la formación de un equipo multidisciplinar de científicos con miembros de la UIB y la UB, dirigido por Guerreo Ayuso y Fullola Pericot. No obstante, la complejidad que presenta el estudio y análisis de restos humanos y materiales conservados entre 2.500 y 3.000 años obligará, con toda seguridad, a la participación de profesionales de otras universidades y centros de investigación, con el fin de que la ejecución del proyecto se lleve a cabo con las garantías que requiere una actuación de esta índole, según ha subrayado Martínez.

El Consell insular no ha desvelado la ubicación de la cueva funeraria, que se abre en un acantilado en una zona alejada de la costa, con la finalidad de preservar la integridad de los restos hallados, así como de los que pudieran aflorar durante la excavación.


Dos grandes conocedores del mundo prehistórico


Doctor en Prehistoria e Historia Antigua por la UNED y profesor del área de Prehistoria de la UIB, Víctor Manuel Guerrero Ayuso dirigió entre 1979 y 1986 distintos proyectos de investigación sobre la protohistoria de las Balears, además de haber codirigido varios programas de investigación de arqueología submarina. Una de sus líneas prioritarias ha sido el estudio de la cultura fenicio-púnica y, en particular, la colonización ebusitana de las Islas. También ha participado en proyectos interdisciplinares relacionados con el poblamiento inicial de las Balears. Por su parte, el catedrático de Prehistoria de la UB, Josep Maria Fullola Pericot es una reconocida personalidad en su ámbito profesional y, además, sus conocimientos científicos avalan una prolífica producción bibliográfica.


Menorca.info, 19 de mayo de 2005. http://www.menorca.info/20050519/insular/13insular.html
27/07/2005 21:13 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Descubren restos de estructuras de una factoría de púrpura bizantina en Cabrera

El análisis de los restos apoya la teoría de que el taller habría estado funcionando durante el siglo V d.C.



Cubeta relacionada con el posible taller de producción de púrpura del siglo V d.C.




P.GIMÉNEZ
Restos de estructuras que podrían haber formado parte de un taller de producción de púrpura en Cabrera, que habría mantenido su actividad en el siglo V d.C., están siendo analizadas por el equipo de expertos que, codirigido por los arqueólogos Mateu Riera y Magdalena Riera, trabaja desde 1999 en la recuperación, consolidación y musealización del asentamiento monacal que, según defienden, existió durante la época bizantina en Cabrera. Mientras se ultiman los preparativos de una nueva campaña de excavaciones, que se realizará entre el 1 y el 19 de agosto, los expertos investigan los hallazgos que se relacionan con la factoría de púrpura y que salieron a la luz bajo la superficie que ocupa la necrópolis de sa Platgeta (integrada en el yacimiento del pla de ses Figueres). Según los primeros análisis, la datación de las estructuras localizadas en forma de cubeta y, en especial, la investigación que el colaborador del IMEDEA, Damià Ramis, lleva a cabo en torno a los numerosos restos de caracolas de murex aparecidas, con un patrón de fragmentación muy preciso, apoyan la hipótesis que «fueron usados para fabricar púrpura». Según Mateu Riera, en la antigüedad tardía, este tipo de caracolas aparece asociada a la producción de púrpura, un pigmento que «estaba rigurosamente controlado por la administración imperial». El control se debía «a que el púrpura era un color distintivo sólo usado por la realeza y algunos estamentos sacerdotales».
El documento «Notitia Dignitatum» refuerza este estudio, ya que el texto «habla de un procurador en Balears que controlaba la fabricación de púrpura», que también contó con talleres de producción en Eivissa. En la isla pitiusa, los depósitos de conchas localizados presentaban el mismo esquema de fragmentación de los murex de Cabrera. En el transcurso de la próxima campaña, el equipo tratará de localizar «nuevos indicios sobre el taller» así como otras pruebas con las que documentar el asentamiento monacal bizantino de Cabrera del que sólo se tiene testimonio en la epístola de Gregorio Magno del 603 d.C.

Hasta el momento, los hallazgos no desdicen la hipótesis que apoya la existencia del monasterio. Las tres tumbas excavadas en la necrópolis siempre contenían restos de hombres adultos y la datación de sus ajuares, así como los restos asociados con la factoría de salazón, se corresponden con el periodo.


Diario Última Hora, 18 de mayo de 2005.
26/07/2005 14:03 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Un estudio avala que el hombre llegó a Menorca en el tercer milenio a. d.C.

Investigadores del IMEDEA creen que su coexistencia con el 'Myotragus' debió ser «muy corta»


C.MARQUÈS
Un reciente estudio realizado por el Grupo de Paleontología del Institut Mediterrani d'Estudis Avançats (IMEDEA) concluye que la llegada de seres humanos a Mallorca y Menorca es anterior al año 2.040 antes de Cristo y posterior al 3.000 a. de C.; es decir, se sitúa dentro del tercer milenio a. de C. La hipótesis avanzada por los investigadores encabezados por el doctor Josep Antoni Alcover, que se incluye en los trabajos de búsqueda de la tesis doctoral del arqueólogo Damià Ramis, da la vuelta a los modelos hasta hace poco vigentes sobre los primeros asentamientos humanos en las Illes Balears.

La hipótesis del equipo es que la llegada de los primeros hombres fue más tardía de lo que hasta ahora se había dicho, de acuerdo con los modelos que databan su presencia en torno al año 5.600 antes de Cristo (modelo clásico de la llegada de los humanos desarrollado por el doctor Waldren) e incluso el 7.000 antes de Cristo (modelo de llegada temprana desarrollado por el doctor Guerrero).

Según los investigadores, que han centrado su estudio en la presencia deMyotragus en las Illes, probablemente no existió una convivencia larga entre esta especie de caprino y el hombre, sino que fue la llegada de éste la que provocó la extinción del mamífero más importante de toda la fauna cuaternaria.


Diario ÚItima Hora Menorca, 15 de mayo de 2005.
22/06/2005 00:02 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Los científicos revelan que el hombre llegó a Baleares en el 2500 antes de Cristo

Una investigación del IMEDEA relaciona la desaparición del Myotragus con la llegada de los primeros seres humanos


J. R. R.

PALMA.- Una investigación desarrollada por el grupo de paleontología del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, gestionado por el Centro Superior de Investigaciones Científicas y la Universitat de les Illes Balears) ha permitido concluir que la llegada de la civilización humana a Mallorca y a Menorca se situaría en el tercer milenio antes de Cristo, «mucho más tardía» de lo que se estimaba.

Durante los últimos tres años, este grupo de trabajo ha avanzado en el conocimiento de la evolución del género Myotragus balearicus, una especie de cabra que vivió en Baleares en el Cuaternario, para tratar de precisar cuáles fueron las causas y la cronología de su extinción.

La investigación que ha permitido desarrollar algunas conclusiones sobre los primeros asentamientos humanos en las islas que suponen un giro radical a las hipótesis vigentes. La investigación apunta a que un cambio climático global en el Plioceno Superior pudo ser factor clave en la evolución del Myotragus.

Una revisión de los restos paleontológicos y arqueológicos indica que la coexistencia entre el hombre y Myotragus tuvo que ser muy corta y que una colonización humana muy tardía en las Baleares fue la causa más probable de su extinción.

De forma paralela, se ha podido colegir que la llegada de la civilización humana a Mallorca y Menorca fue anterior al año 2040 antes de Cristo y posterior al 3000 antes de Cristo, ya que han hallado «indicios muy sólidos» que apuntan a que no había humanos en Mallorca hacia el año 3000 antes de Cristo.


El equipo de Alcover


La hipótesis de los investigadores, dirigidos por el doctor Josep Antoni Alcover, en el marco de la tesis doctoral del arqueólogo Damiá Ramis, supone un giro respecto a los modelos que sobre los primeros asentamientos humanos en Baleares.

Según esta hipótesis, la llegada de los primeros humanos a las Islas fue mucho más tardía de lo que se creía. Hasta ahora se situaba en torno al 5600 antes de Cristo o incluso anterior a. C.

El equipo se centró especialmente en la revisión de las pruebas que apuntaban a la supuesta coexistencia entre Myotragus y hombre y en el análisis de las evidencias de presencia humana en Baleares anteriores al año 2000 antes de Cristo.

El equipo ha revisado todas las dataciones radiocarbónicas que fundamentaban las hipótesis previas y algunos restos que supuestamente confirmaban la presencia humana en dos yacimientos: la cueva des Moro, en la costa de Manacor, y el Coval Simó, en el Puig Major.

Se han investigado además los micromamíferos que convivieron con el Myotragus, se ha tratado de ampliar el registro fósil paleontológico de aves y se ha contribuido al estudio de la fauna prehumana de una serie invertebrados como los moluscos.

Los investigadores han estudiado la cronología de la extinción de la microfauna de mamíferos de las Baleares y han llevado a cabo el estudio de los murciélagos fósiles de Ibiza, donde han descubierto una elevada diversidad específica previa a la colonización humana.

Se ha podido describir, también en la Pitiusa mayor, una nueva especie de ave ya extinguida, un rascón, que evolucionó en condiciones de insularidad: el Rallus eivissensis. En el caso del Myotragus, que ejemplifica el proceso evolutivo de un mamífero aislado durante más de cinco millones de años, el estudio señala que el cambio más profundo en la evolución de la especie está relacionado con un cambio climático global.


El Mundo-El Dia de Baleares, 14 de mayo de 2005.
22/06/2005 23:56 ;?> No hay comentarios. Comentar.

El Myotragus pasó de oveja a cabra a causa del clima y la insularidad

El Imedea apunta que la convivencia del mamífero y el hombre fue muy breve


C.A.
Una investigación desarrollada por el grupo de Paleontología del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, Imedea, ha permitido concluir que un cambio climático global durante el Plioceno Superior fue un factor clave para la transformación del género Myotragus, el principal mamífero cuaternario balear. Asimismo, una revisión exhaustiva de los restos paleontológicos y arqueológicos indica que la coexistencia entre el hombre y el Myotragus debió ser muy corta y que la tardía colonización humana emerge como la causa más probable de su extinción.

El estudio concluye que la llegada de la civilización humana a Mallorca y a Menorca se situaría en el tercer milenio antes de Cristo, «mucho más tardía» de lo que se estimaba en las hipótesis vigentes. Durante los últimos tres años, este grupo de trabajo ha avanzado en el conocimiento de la evolución del género Myotragus balearicus, un pequeño mamífero caprino que vivió en Baleares en el Cuaternario, para tratar de precisar cuáles fueron las causas y la cronología de su extinción, una investigación que ha permitido desarrollar algunas conclusiones sobre los primeros asentamientos humanos en las islas que suponen un giro radical a las hipótesis vigentes.

Según informó ayer la Universitat de les Illes Balears (UIB), la investigación apunta a que un cambio climático global acontecido durante el Plioceno Superior, aproximadamente dos millones y medio de años atrás, ocasionó el cambio evolutivo. Según el doctor Josep Antoni Alcover, «nuestra hipótesis es que el clima, en el ámbito mediterráneo, pasó de subtropical a un clima más parecido al que ahora conocemos. Este cambio ocasionó una sustitución de las especies vegetales que debió tener una importancia en la biología de las especies del género, hasta fijar unas características más competitivas con el nuevo medio».


Diario Última Hora, 14 de mayo de 2005.
22/06/2005 23:51 ;?> No hay comentarios. Comentar.

El Imedea descubre que el ser humano llegó a Balears más tarde de lo estimado

Un estudio sobre el Myotragus cambia criterios sobre la presencia del hombre en las islas


AGENCIAS. PALMA.
Una investigación desarrollada por el grupo de paleontología del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA) ha permitido concluir que la llegada de la civilización humana a Mallorca y a Menorca se situaría en el tercer milenio antes de Cristo, "mucho más tardía" de lo que se estimaba.
Durante los últimos tres años, este grupo de trabajo ha avanzado en el conocimiento de la evolución del género Myotragus balearicus, un pequeño mamífero caprino que vivió en Balears en el Cuaternario, para tratar de precisar cuáles fueron las causas y la cronología de su extinción, una investigación que ha permitido desarrollar algunas conclusiones sobre los primeros asentamientos humanos en las islas que suponen un giro radical a las hipótesis vigentes hasta ahora.
Según informó ayer la Universitat de les Illes Balears (UIB), la investigación apunta a que un cambio climático global acontecido durante el Plioceno Superior pudo ser un factor clave en la evolución del principal mamífero del Cuaternario balear.
Una revisión exhaustiva de los restos paleontológicos y arqueológicos indica que la coexistencia entre el hombre y Myotragus tuvo que ser muy corta y que una colonización humana muy tardía en las Balears fue la causa más probable de su extinción. De forma paralela, se ha podido colegir que la llegada de la civilización humana a Mallorca y Menorca fue anterior al año 2040 antes de Cristo y posterior al 3000 antes de Cristo, ya que han hallado "indicios muy sólidos" que apuntan a que no había humanos en Mallorca hacia el año 3000 antes de Cristo. La hipótesis de los investigadores, dirigidos por Josep Antoni Alcover, en el marco de la tesis del arqueólogo Damià Ramis, supone un giro de 180 grados sobre los modelos anteriores que situaban la llegada del hombre entre el 7000 y el 5600 antes de Cristo.


Diario de Mallorca, 14 de mayo de 2005.
22/06/2005 23:52 ;?> No hay comentarios. Comentar.

El Imedea descubre en Eivissa fósiles desconocidos de murciélagos y aves autóctonas


Los investigadores creen que el hombre llegó a Balears en el tercer milenio antes de Cristo, después de lo estimado


EIVISSA AGENCIAS

Los investigadores del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea) que han estudiado la cronología de la extinción de la microfauna de mamíferos de las Balears han descubierto una gran variedad de murciélagos fósiles en Eivissa, ejemplares que vivieron antes de la colonización humana. Al mismo tiempo, el equipo científico ha podido describir en la isla una nueva especie de ave ya extinguida: el rascón, que evolucionó en condiciones de insularidad. Su nombre científico es Rallus eivissensis.

La investigación desarrollada por el grupo de paleontología del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea) ha permitido concluir que la llegada de la civilización humana a Mallorca y Menorca se situaría en el tercer milenio antes de Cristo, «mucho más tardía» de lo que se estimaba.
Durante los últimos tres años, este grupo de trabajo ha avanzado en el conocimiento de la evolución del género Myotragus balearicus, un pequeño mamífero caprino que vivió en Balears en la era del Cuaternario.

El Imedea investiga cuáles fueron las causas y la cronología de su extinción, lo que ha permitido desarrollar algunas conclusiones sobre los primeros asentamientos humanos en las islas que suponen un giro radical a las hipótesis vigentes hasta ahora. La investigación apunta a que un cambio climático global acontecido durante el Plioceno Superior pudo ser un factor clave en la evolución del principal mamífero del Cuaternario balear.
Diario de Ibiza, 14 de mayo de 2005.
13/06/2005 18:46 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Descubren en Menorca una tumba humana talayótica en perfecto estado


El Consell Insular ha pedido la colaboración de universidades del país para analizar las piezas - Los restos encontrados en una cueva consisten en cabellos, parte de un cráneo, huesos de una pierna, así como una camilla de madera / El hallazgo es el más importante desde el de Cova de Càrritx


JESÚS TORNÉ

MAÓ.- Poco esperaban los espeleólogos Pere Arnau y Josep Riera, y la arqueóloga Mónica Zubillaga que en la cueva a la que estaban accediendo, en el centro de la isla, se encontraba una tumba humana de época talayótica en óptimo estado de conservación. Y es que el clima húmedo de Menorca es poco proclive a que se mantengan con tanta integridad durante alrededor de tres mil años, como es el caso, restos de cabello, madera y huesos.


«No es nada habitual hallar un yacimiento como éste», dijo Zubillaga, «en pocas partes del mundo se puede encontrar una cueva intacta con restos como éstos». No se ha concretado la edad del hallazgo, ya que para ello serán necesarios los posteriores análisis. De forma aproximada, la tumba que los tres exploradores descubrieron en la cueva pertenece al periodo talayótico, de forma que el hallazgo podría llegar a tener 3.500 años de antigüedad.


Precisamente para poder delimitar la edad del cuerpo enterrado se procederá a una prueba de ADN, para lo cuál serán básicos los restos de cabello hallados. De hecho, Arnau destacó ayer que a diferencia del yacimiento que descubrió en otra ocasión, el de la Cova des Càrritx, del 1200 a.C., en esta ocasión los pelos conservan su raíz, lo que facilita la prueba científica. En aquélla, los cabellos habían sido cortados durante el rito funerario y acompañaban la tumba de forma simbólica, pero en ésta el cuerpo fue enterrado íntegramente cara arriba. Entre los restos, además, se encuentran las falanges y los huesos del tobillo de un pie, residuos craneales, materiales orgánicos pegados a los huesos, probablemente la propia piel o bien un tejido con el que fue cubierto el muerto, así como fragmentos de madera.


«Se trata de una parihuela», concretó Zubillaga. Y es que, al parecer, era tradición en aquella cultura que los muertos fueran transportados al interior de su tumba en una camilla de madera sobre la cuál acababa reposando el cadáver.


La clave de que todo se haya conservado tan apropiadamente reside, según Riera, en que las condiciones ambientales del interior de la cueva, unos 17 grados de temperatura y 60 por ciento de humedad, son las que debe cumplir un museo para conservar sus piezas. La humedad que impera en la isla suscita que los materiales orgánicos acaben desintegrándose con el tiempo.


En consecuencia, según el equipo de espeleólogos, si el material orgánico descubierto se ha conservado, esto abre la puerta a que en cuanto se escarbe se halle en perfecto estado el ajuar con el que se solía enterrar a los muertos en la antigüedad.


«Sean cuerdas, maderas, una honda o paneras hechas de esparto», afirmó Arnau, «cualquier objeto que se encuentre en el interior de esta cueva estará en perfecto estado, mientras que en otras cuevas sólo se encuentran objetos inorgánicos, como los realizados con bronce o cerámica».


Precisamente por la idoneidad de las condiciones ambientales de la cueva, el transporte de los objetos es una fase que exigirá suma precaución, ya que los materiales podrían llegar a deshacerse en contacto con el exterior.


Para ello, el Consell Insular, al que se dirigieron los exploradores al hallar la tumba, ha solicitado la ayuda a diversas universidades del país, a fin de llevar a cabo una profunda investigación multidisciplinar.


Una vez superado, durante miles de años, el proceso de conservación natural, es necesaria la preservación del yacimiento. Por ello, los autores del hallazgo, así como el conseller de Cultura y Educación del Consell Insular, Mateu Martínez, fueron muy claros a la hora de eludir el emplazamiento. «Desgraciadamente, tenemos muchos ejemplos de expolios en el país», dijo Zubillaga, «que muchas veces tienen como finalidad comercializarlas pero en otros se limitan a destrozar restos. Entonces esa información que se ha perdido para siempre».

El Mundo-El Dia de Baleares, 13 de mayo de 2005.
13/06/2005 18:43 ;?> No hay comentarios. Comentar.

La Cova des Pas, una puerta al pasado


El Consell insular no desvela su ubicación para evitar posibles expolios y visitas incontroladas
Un equipo interdisciplinar excavará la cueva descubierta por los espeleólogos Pere Arnau, Josep Riera y Mónica Zubillaga, que alberga restos óseos y de cabellos humanos de la época talayótica


Toni Seguí.Maó

El Consell insular ha iniciado gestiones con varias universidades nacionales para contratar los servicios de un equipo multidisciplinar que lleve a cabo las excavaciones arqueológicas en la recién descubierta "Cova des Pas", un hipogeo funerario de la época talayótica que alberga restos humanos intactos. El conseller de Cultura, Mateu Martínez, que ayer compareció junto a los descubridores del yacimiento ­los espeleólogos Pere Arnau y Josep Riera y la arqueóloga Mónica Zubillaga­ ha destacado el carácter excepcional del yacimiento, cuya ubicación no será desvelada para evitar que pueda ser expoliado antes de que sea objeto de una excavación arqueológica.


El conseller Mateu Martínez y los tres descubridores de la cueva natural destacaron especialmente el hallazgo de restos óseos humanos con materia orgánica adherida, mechones de cabellos asociados al cráneo de un individuo y, además, la parihuela de madera -civera, en menorquín- en la cual fue inhumado. No obstante, las excavaciones determinarán el potencial arqueológico de la cueva, la cantidad de individuos enterrados y la existencia de ajuar o de otros materiales asociados al rito funerario. En un principio, se trata de un yacimiento de la época talayótica, entre los años 1400 y 123 antes de nuestra era, aproximadamente, aunque la datación final se fijará tras el estudio y análisis de los materiales encontrados en la gruta.


El descubrimiento de la Cova des Pas, denominada así por Arnau, Riera y Zubillaga por estar situada en una zona de tránsito muy característica y, a su vez, complicada, reviste una especial importancia para la arqueología al haberse conservado el microclima interior durante cientos de años. Ello explica que los restos humanos hayan sufrido un proceso de momificación natural, que ha permitido la conservación de mechones de pelo asociados al cuero cabelludo y restos orgánicos adheridos al cuerpo. En caso contrario, el proceso de esqueletización o pérdida de los tejidos blandos que recubren el hueso podría haberse producido en cuestión de pocos días. En este sentido, la conservación de cabellos es un episodio de gran importancia para el estudio de los restos conservados en la cueva, como ya quedó patente en la Cova des Càrritx, excavada entre 1995 y 1997, con el hallazgo -entre otros objetos de gran valor- de cabellos de los difuntos introducidos en unos contenedores de madera o de cuerno de bóvido cerrados con tapaderas de madera o de hueso.


El estudio interdisciplinar y sistemático de la Cova des Pas permitirá conocer el rito funerario, el tamaño de la población inhumada, el perfil demográfico según sexo y edad y el estado sanitario ­dieta alimenticia, enfermedades­ de la comunidad talayótica.
Menorca.info, 13 de mayo de 2005.
13/06/2005 18:41 ;?> No hay comentarios. Comentar.

El hallazgo puede permitir reconstruir la cara de los antiguos pobladores

Si se encontrara ADN, podría saberse incluso de qué color tenían los ojos


C.M.
«Cuando ví que sobresalían unos cabellos de la tierra, pensé que habíamos tenido la suerte de encontrar otra vez uno de los escasos sitios que todavía se mantienen intactos en Menorca», afirma Pere Arnau, uno de los padres de la recién bautizada Cova des Pas.


Las excepcionales condiciones de clima que se dan en la sala -pese a encontrarse, objetivamente, mucho más desprotegida que sa Cova des Càrritx- hacen concebir grandes expectativas a los investigadores.


Según Arnau, «una cosa es saber qué utensilios utilizaban los antiguos pobladores de la isla, a partir del análisis de restos de materiales como cerámicas o bronces, o de los restos de piedra de los poblados talayóticos, y otra muy distinta, saber cosas sobre su persona física».


¿Qué es lo que puede hacer tan apasionante este descubrimiento? Sin duda, la posibilidad -elevada- de encontrar restos de ADN en los cabellos o en la materia orgánica. Un hecho que permitiría conocer los rasgos físicos de los antiguos pobladores, su procedencia o las enfermedades que pudieron padecer y que no dejan huellas en los huesos.


En Es Càrritx, no se pudo analizar el ADN, ya que los cabellos encontrados en el interior de unos recipientes de hueso habían sido cortados de raíz, como parte de un ritual funerario. En este caso, los investigadores tienen fundadas esperanzas de que los cabellos conserven sus raíces y que, por tanto, pueda estudiarse el ADN de las personas enterradas en la cueva. Pere Arnau aventura que «el estudio del ADN podría decirnos, por ejemplo, de dónde vinieron los primeros pobladores».


El espeleólogo admite que es «imprevisible» imaginar lo que puede encontrarse durante la excavación, «pero todo nos lleva a pensar que los restos estarán muy bien conservados». Arnau no descarta, incluso, que puedan existir restos momificados de seres humanos. Como ha ocurrido con la cara del faraón Tutankamon, que ha podido ser reconstruido por tres equipos internacionales de artistas y científicos forenses a partir de la técnica de las tomografías, plantear la posibilidad de reconstruir los rostros de los individuos enterrados en sa Cova des Pas no es, en absoluto, un asunto de ciencia-ficción.


«La posibilidad existe», admite Arnau. «En sa Cova des Càrritx fue posible conocer las enfermedades que padecían los pobladores a partir de las marcas que dejaron en los huesos o en la dentadura. Aquí podrá saberse mucho más, ya que no todas las enfermedades dejan su rastro en los huesos».


La existencia de ADN en los restos abriría enormes posibilidades a la investigación. «Entre otras cosas», asegura el espeleólogo, «podría decirnos cuál era el color de los ojos de estos antiguos pobladores».


La extraordinaria sequedad que existe en la cueva y la sorprendente estabilidad del microclima interno han facilitado la conservación de los restos, que han sobrevivido hasta hoy gracias a unas condiciones constantes de temperatura (unos 17 grados) y humedad (unos 66 grados).


Los enterramientos pertenecen a un mismo grupo de personas que, con toda probabilidad, habitaban en el asentamiento talayótico que existía a pocos metros de la cueva, y cuyos restos se conservan hoy.

Diario Última Hora Menorca, 13 de mayo de 2005.
13/06/2005 18:34 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Los restos en la cueva podrán desvelar el origen de la población talayótica


La gruta descubierta, bautizada como Sa Cova des Pas, contiene restos de materia orgánica


C.MARQUÈS
¿Es posible reconstruir la auténtica cara de las personas que poblaron Menorca hace 3.000 años? El Servei de Patrimoni del Consell insular y los tres espeleólogos que acaban de descubrir en el centro de la isla una cueva funeraria con restos humanos de excepcional importancia, tienen fundadas esperanzas de que pueda ser así.


El conseller de Educació i Cultura, Mateu Martínez, y los espeleólogos Pere Arnau, Josep Riera y Mónica Zubillaga confirmaron ayer en la sede del Consell el hallazgo de un cementerio talayótico con restos humanos y orgánicos de una importancia idéntica, y muy posiblemente superior, a los restos excavados en las cuevas de Es Càrritx y Es Mussol, en Ciutadella.


El descubrimiento se produjo el pasado 10 de abril. Los restos aparecieron en una cueva suspendida en un acantilado de difícil acceso en el centro de la isla.


La cavidad es, en realidad, un yacimiento funerario con una única y pequeña sala de unos 5 x 5 metros, que se utilizaba para hacer enterramientos. Los restos encontrados en el lugar -cabellos humanos adosados a un cráneo y restos de materia orgánica, posiblemente piel humana o animal, adheridos a los huesos- aparecieron semienterrados encima de lo que, sin duda, es parte de una parihuela de madera que se adentra bajo tierra. Una circunstancia que hace de este descubrimiento algo excepcional a nivel científico, no sólo en Menorca, sino en todo el mundo.


Sus descubridores -la espeleóloga y arqueóloga vasca Mónica Zubillaga y los espeleólogos Pere Arnau y Josep Riera- han bautizado la cueva como sa Cova des Pas, en alusión al obstáculo que se vieron obligados a sortear en el camino hacia la cavidad, antes de pisar su superficie.


Parte de los materiales que aparecen en la sala son observables a simple vista, mientras que el resto se hunden bajo tierra. Entre los materiales que sobresalen, destaca lo que parece ser parte de una parihuela de madera que los primitivos pobladores de la isla utilizaron para transportar a sus muertos desde el poblado hasta la cueva, muy posiblemente utilizando andamios o escaleras.


Sobre la parihuela, aparecen restos óseos humanos que se corresponden con un pie articulado junto a una tibia que desaparece bajo la tierra. Todo esto indica, según Pere Arnau, que existe una persona tumbada sobre la pieza de madera. Más arriba asoma parte de un cráneo con cabellos adosados a él. Los estudiosos ignoran, de momento, si pertenecen a la misma persona enterrada sobre la parihuela o a otra. Al tratarse de un yacimiento funerario, es de esperar que aparezcan los restos de otros individuos. Junto a los huesos de la pierna, se han hallado, por otro lado, restos de tejido orgánico, que podrían corresponder a piel humana o a un tejido (una tela) que cubriera el cuerpo del difunto. Esta materia orgánica, que podría corresponder también a la piel de un animal, actúa a modo de forro, recubriendo el hueso.


Los restos descubiertos en sa Cova des Pas corresponden, con bastante probabilidad, a la época talayótica. Los expertos remiten, de entrada, la datación cronológica de los materiales al período comprendido entre el 1.200 y el 500 a. de C. La excavación de los restos permitirá afinar éste y otros datos. La cueva está intacta, aunque una parte de ella ha sido destapada, con toda seguridad, por efecto del viento y de la entrada de animales, lo que hace más incomprensible aún cómo han podido conservarse tan bien durante 3.000 años.
Diario Última Hora Menorca, 13 de mayo de 2005.
13/06/2005 18:36 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Descubierta una cueva con restos humanos de hace 2.500 años

Los materiales encontrados datan de la época talayótica
Los espeleólogos Pere Arnau y Josep Riera y la arqueóloga Mónica Zubillaga descubren un número indeterminado de individuos, con restos de cabellos y piel, en una gruta intacta en el centro de la Isla


Toni Seguí.Maó

Una gruta situada en la zona centro de la Isla, que ha permanecido intacta desde la época talayótica, ha sido descubierta por los espeleólogos Pere Arnau y Josep Riera y la arqueóloga y espeleóloga Mónica Zubillaga. La importancia del descubrimiento radica en la conservación de un número indeterminado de individuos que presentan restos de cabellos y de piel, aunque las valoraciones definitivas deberán realizarse después de que se lleve a cabo una excavación científica.


La cueva que ha cobijado durante cientos de años los restos humanos, que datan con toda seguridad de la época talayótica, está situada en la zona del centro de la Isla, aunque de momento no ha trascendido su ubicación exacta. Además, otra particularidad de la gruta es que está localizada en un lugar de difícil acceso, en una zona alejada de la costa, lo que por otra parte explicaría que no hubiese sido visitada con posterioridad desde que los pobladores de la cultura talayótica dieran sepultura a sus muertos.


El hallazgo de restos humanos que han permanecido intactos durante este tiempo, alejados presuntamente de la acción depredadora de animales o de las inclemencias meteorológicas, le confiere un valor añadido, por cuanto permitirá llevar a cabo un concienzudo y metódico análisis de los materiales encontrados en la cueva. El estudio genético de la restos humanos, así como del posible ajuar funerario que pueda recuperarse, permitirá conocer un poco más las características físicas y las condiciones de vida que distinguieron a los antecesores talayóticos, así como los ritos relacionados con la muerte que practicaron en una época anterior al inicio de la era cristiana. Además, la información científica que pueda obtenerse del estudio interdisciplinar de los restos orgánicos y materiales permitirá reconstruir el "modus vivendi" de las personas que habitaron la zona donde se localiza la cueva y, por extensión, de los pobladores de la Isla que fueron contemporáneos durante la época talayótica.


Los autores de este importante descubrimiento arqueológico, encabezados por el conocido espeleólogo Pere Arnau, comunicaron su hallazgo al Servicio de Patrimonio del Consell insular, que vela por la protección y conservación del patrimonio arqueológico y arquitectónico de la Isla. Por otra parte, los responsables de este organismo deberán afrontar una estrategia para evitar la degradación de los restos humanos y materiales localizados, así como promover el estudio científico que, a buen seguro, permitirá incrementar el conocimiento de las primeras gentes que habitaron la Isla.


El conseller de Cultura, Mateu Martínez, acompañado de Pere Arnau, Josep Riera y Mónica Zubillaga explicarán esta mañana el alcance del hallazgo.


Un grupo especializado en la búsqueda de grutas imposibles


El descubrimiento de la "Cova des Càrritx", protagonizado por los espeleólogos Pere Arnau y Josep Màrquez, marcó un hito en el campo de la arqueología nacional e, incluso, internacional, por la aparición "in situ" de restos humanos que fueron inhumados por gentes de la cultura talayótica. El hecho de que la entrada de la cueva hubiese permanecido sellada, por causas naturales, desde que fue utilizada por última vez como recinto funerario hasta nuestros días, propició la creación de un microclima que, a su vez, facilitó la conservación de los restos humanos y materiales en un estado excepcional. Un equipo interdisciplinar, encabezado por la Universidad Autónoma de Barcelona, realizó las excavaciones arqueológicas de esta cueva, así como de la "Cova des Mussol" -también localizada por Arnau- que aportaron un inmenso caudal de informaciones sobre la vida y la muerte de los pobladores talayóticos.


Arnau y Màrquez también descubrieron la cueva C-2 en Punta Nati, estudiada por un equipo de profesionales de la Universitat de les Illes Balears, en la que se encontraron numerosos restos de Myotragus. La "Cova de ses Tàperes", descubierta por Arnau en compañía de Josep Riera, también aportó interesantes materiales arqueológicos, así como restos del ovicaprino autóctono de las Balears.


Entre otros hallazgos, merece destacarse "sa Galeria de Sant Antoni", una cueva natural situada en el municipio de Maó, que ha pasado a engrosar la prolífica lista de decubrimientos realizados, sólo o en compañía, por el espeleólogo Pere Arnau.
Menorca.info, 12 de mayo de 2005.
13/06/2005 18:30 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Hallan restos humanos de excepcional importancia en un paraje de Menorca

La trascendencia del descubrimiento se emparenta con hallazgos de idéntica magnitud como Es Càrritx y Es Mussol


C.MARQUÈS
Los espeleólogos Pere Arnau, Josep Riera y Mónica Zubillaga han descubierto en un paraje de Menorca restos arqueológicos de excepcional importancia relacionados con la cultura talayótica.


La trascendencia del descubrimiento se emparenta directamente con otros hallazgos de idéntica magnitud, como los restos descubiertos en las cuevas de Es Càrritx y Es Mussol, en el término municipal de Ciutadella, que permitieron conocer datos muy reveladores sobre las prácticas rituales de las comunidades prehistóricas que habitaron Menorca hacia el año 1.600 antes de nuestra era.


Como en Es Càrritx y Es Mussol, lo que hace excepcional el descubrimiento son los restos humanos encontrados. Este dato motivó en las dos importantes cuevas excavadas en Ciutadella en 1995 y 1997 campañas de prospección y recuperación de materiales, en las que se encontraron y recuperaron por primera vez restos humanos (cabellos) de los menorquines que poblaban la isla hace 3.000 años.


Aún cuando no ha trascendido información alguna sobre el tipo de restos encontrados en el paraje, Ultima Hora Menorcaestá en condiciones de avanzar que se trata de un yacimiento arqueológico de extraordinaria importancia. Los restos humanos encontrados permitirán ofrecer datos muy reveladores y quizá inéditos sobre la cultura talayótica menorquina.


El Consell presentará hoy el descubrimiento, aún cuando no informará sobre la ubicación de este nuevo y sorprendente hallazgo, cuyo emplazamiento se mantendrá, de momento, en el secreto.


La afición de Pere Arnau por la espeleología le ha llevado en los últimos años a descubrir restos arqueológicos de gran importancia para entender el pasado más remoto de los antiguos moradores de Menorca.


Los restos hallados por Arnau en las cuevas de Es Càrritx y de Es Mussol, que permitieron conocer cómo eran y cómo vivían los primeros humanos que poblaron la isla, han sido hasta la fecha un punto de referencia indiscutible para los investigadores y profesionales de la arqueología. Entre las piezas de mayor valor científico que aportaron las excavaciones se encuentran dos tallas de madera de la época talayótica, de 3.000 años de antigüedad. Según los arqueólogos, podría ser el primer caso de zooantropomorfismo en la Edad de Hierro, en el que el ser humano incorpora caracteres animales a su representación para aprehender y usurpar los valores de los animales.


El hallazgo de la cueva C-2 de Punta Nati (Ciutadella), también descubierta por Arnau, desveló igualmente la fauna existente en la isla antes de que el hombre dejara por primera vez su huella escrita en la tierra. La excavación de esta cueva, realizada entre el 25 de agosto y el 15 de septiembre de 1995, descubrió 1.744 huesos y fragmentos con una antigüedad de más de 6.000 años. De ellos, un total de 1.624 corresponden aMyotragus balearicus, una especie endémica de mamífero que se extinguió coinciendo con la llegada del hombre y que guardaba similitudes con la actual cabra.


Aunque la mayoría de descubrimientos realizados por Pere Arnau corresponden a cuevas y formaciones geológicas situadas en el subsuelo de la comarca de ponent de Menorca, y más concretamente de Ciutadella (Cova des Càrritx, Cova des Mussol y Cova de ses Tapareres), el espeleólogo menorquín ha realizado también diversos descubrimientos en otros puntos geográficos de la isla, como «Galeria de Sant Antoni», en la costa sur del término municipal de Maó, una gruta con un recorrido de 200 metros.
Diario Última Hora Menorca, 12 de mayo de 2005.
13/06/2005 18:19 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Denuncian actuaciones nocivas para el yacimiento de Bastió d'en Berard

NURIA ABAD

La Associació de Veins de Sa Calatrava presentó ayer al departamento de Patrimoni Històric del Consell de Mallorca una solicitud de inspección de las obras de construcción del edificio de viviendas que se están desarrollando en Bastió d'en Berard por «estar llevando a cabo ciertas actuaciones perjudiciales para el yacimiento romano existente en el solar», según Liberto Santana, secretario de la asociación.


«Los restos exhumados están siendo cubiertos con grandes lienzos de plástico», explica Santana, una acción que puede conllevar, en palabras de Ferran Tarongí, presidente de la sección de Arqueología del Colegio de Doctorados y Licenciados, «la aparición de humedades por la condensación del agua que se evapora de la tierra». Por otra lado, Santana ha denunciado también que «las habitaciones romanas se están viendo afectadas por la disposición de material de hierro pesado sobre sus muros, lo que puede deteriorar sus estructuras».


Joan Mas, director insular de Patrimoni, dijo ayer no tener constancia de dicha solicitud y restó importancia a los hechos.
Diario Última Hora, 12 de mayo de 2005.
13/06/2005 18:16 ;?> No hay comentarios. Comentar.

La Ronda Sur de Ciutadella descubre restos arqueológicos

cuevamontefi.jpgLas obras se han paralizado en este punto de forma cautelar para el estudio
La construcción del paso a nivel en el cruce con el Camí Vell destapa los restos de una cueva y un "sitjot" relacionados con el asentamiento talayótico de Montefí


L.B..Ciutadella

Las obras de la Ronda Sur de Ciutadella han descubierto restos arqueológicos relacionados con el poblado talayótico de Montefí. Se trata de una cueva y un "sitjot" (silo) inéditos que han aparecido en la zona próxima de construcción del paso a nivel en la intersección con el Camí Vell.


Según la arqueóloga que viene realizando el seguimiento de las obras desde hace un año, Maribel Herranz, el hallazgo se produjo el viernes y ha sido notificado al Departamento de Patrimonio del Consell. De momento, explica que las obras en este punto de la Ronda Sur han quedado paralizadas de forma cautelar para llevar a cabo la excavación y estudio arqueológico de los restos. A la vez, según Joaquín García, ingeniero de la empresa Antonio Gomila, adjudicataria del proyecto, se está a la espera del dictamen del Consell.


Josep Marquès, el arqueólogo autor del informe preliminar a las obras, comenta que el perímetro del poblado talayótico de Montefí fue delimitado, junto a una cueva, para que no se viera afectado por el trazado de las obras de construcción de la Ronda Sur. Afirma que según los estudios disponibles, se calcula que en los alrededores del asentamiento prehistórico puede haber unas quince cuevas, de las cuales sólo hay documentadas unas cinco. La que acaba de ser descubierta es una de las desconocidas.


Herranz comenta que en las pruebas con georadar previas a las obras no apareció en esta zona indicio alguno. Cuestión que se explica, según dice, porque la cavidad y el "sitjot" han aparecido por debajo del trazado del Camí Vell. Precisamente, la cueva ­señala­ se encuentra afectada por actuaciones anteriores, aunque el grado de conservación del "sitjot" es bueno.


Asimismo, la arqueóloga avanza que se notificará a Patrimonio un proyecto para trasladar a las rotondas los bienes etnológicos afectados por el trazado. La propuesta es el desmantelamiento de varias barracas y su posterior reconstrucción en el centro de las glorietas de la Ronda Sur.


Por otra parte, Joaquín García informa que las obras de asfaltado del firme prosperan en el tramo entre la primera rotonda y el Camí Vell, de unos 400 metros de longitud. La siguiente fase será entre el ramal de la Vía Perimetral hasta el Camí de la Trinitat. También ha empezado la delimitación de las rotondas en el Camí de Sant Joan de Missa y en la carretera de Santandria. La capa final de asfalto de los tres kilómetros se aplicará de un tirón.


El respeto por las zonas de interés histórico


En el recorrido de la Ronda Sur existen zonas de interés arqueológico en las fincas de Sant Josep o S´Hort d´en Perico des Forn, en Montefí-Sant Esteve y en Son Damià. La Conselleria de Obras Públicas encargó al arqueólogo Josep Marquès la elaboración de un informe arqueológico que fue presentado en el año 2000. En función del estudio, basado en el reconocimiento del terreno y en varias catas, se modificó el trazado inicial de la Ronda Sur para preservar, especialmente, los tres talayots y la cueva más septentrional conocida, ubicados en Montefí. También se desplazó unos metros el recorrido de la carretera para no afectar el antiguo cementerio civil, construido en 1882. Este recinto se utilizó para dar sepultura a aquellas personas que no eran católicas. A pesar de que en 1932 se dictó la orden de trasladar todos los restos depositados en el recinto al Cementerio Municipal, el informe aconsejó preservar la parcela y la puerta de entrada existente como parte del patrimonio cultural. La empresa adjudicataria ha cumplido con la recomendación del seguimiento arqueológico de los trabajos que viene desarrollando la arqueóloga Maribel Herranz. El informe de Marquès recomendó realizar un seguimiento arqueológico ante el posible hallazgo de vestigios no catalogados. Durante la construcción de la Ronda Norte también se hallaron restos arqueológicos en Sa Talaia de n´Alzina, zona que fue objeto de importantes hallazgos.

Menorca.info, 10 de mayo de 2005.
13/06/2005 18:14 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Los restos arqueológicos del barco de Cala Sant Vicenç se expondrán en Son Rossinyol

directorestelevision.jpgLas televisiones de Balears emitirán el documental «2.500 anys sota la mar», basado en el yacimiento subacuático


JOANA NICOLAU/L.M.
El centro de arqueología de Son Rossinyol acogerá una exposición centrada en los restos encontrados en el barco griego del siglo VI a.C. que se encontró en Cala Sant Vicenç, en Pollença. En estos momentos, casi todo el numeroso material que contenía la nave de mercancías se ha sacado a la superficie y está en proceso de tratamiento y restauración en Catalunya. Después de la muestra, para la que todavía no se ha concretado fecha, los hallazgos se depositarán en el Museu de Mallorca.

Patrimoni del CIM no descarta más adelante sacar del mar el casco de la nave. La operación, según el director insular de Patrimoni, Joan Mas, tendría un coste aproximado de unos 120.000 euros. Todo el proceso de excavación del yacimiento ha sido objeto de un documental que el Consell presentó ayer. Bajo el título de «2.500 anys sota la mar», en el documental, de veinte minutos de duración, se recogen imágenes que muestran cómo los arqueólogos extraían las piezas del mar, entrevistas a los técnicos y a los a responsables políticos del proyecto.

En total, se han editado 500 copias del documental. La cinta ha sido dirigida por Luis Enrique Sanmartín y se emitirá por todas las televisiones de Balears tras el convenio firmado ayer con el CIM. Maria Antònia Munar, presidenta del Consell, entregó diversas copias a los directores de las diferentes televisiones de Palma y Balears que emitirán la pieza: Gina Garcías, directora del Centre Territorial de TVE en Balears; María Umbert, directora de IB3; Joan Seguí, director de Canal 4; Paula Serra, directora de M7 Televisió; Ramon Rullan, director de Palma Televisió; y Miguel Ángel Pascual, director de Localia TV.
Diario Última Hora, 30 de abril de 2005.
10/05/2005 23:18 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Tesoros bajo el segundo cinturón

hipogeo.jpgLa Comisión Insular de Patrimonio ha decidido que los hipogeos hallados junto a la rotonda de Jesús pueden destruirse a pesar de que los tres arqueólogos que llevaban a cabo la excavación recomendaron que se conservara en el mismo lugar


EIVISSA MARTA TORRES
La única necrópolis romana rural, una cisterna, huesos, cerámica y hasta una pulsera de cristal negro. Son algunos de los tesoros que la empresa de arqueología Posidonia ha encontrado en las excavaciones de las obras del segundo cinturón de ronda de Eivissa. Los materiales y restos hallados se han enviado al Museo Arqueológico, pero la Comisión Insular de Patrimonio ha señalado que los hipogeos se pueden destruir a pesar del informe de los arqueólogos, que aconsejaban su mantenimiento. En total en la necrópolis se han hallado 19 estructuras de enterramiento que acogían los restos óseos de cerca de 50 personas que los especialistas creen que son de la misma familia.
Los tres expertos destacaron la importancia del hallazgo, ya que se trata de la primera necrópolis romana de carácter rural. «La casa debe de estar bajo la finca que hay sobre la colina», señala uno de los especialistas. Otra de las curiosidades de estos hipogeos (datados entre los siglos II y VI) es que se ha hallado también un hueco que suponen que servía para incinerar. «Se trata de un panteón familiar», comentan. Los arqueólogos consideran que se podría haber conservado alterando el proyecto del segundo cinturón para desviarlo unos metros.
Los miembros de la empresa Posidonia ya esperaban encontrar algún tipo de restos, ya que en la Antigüedad en la zona de Puig d´en Valls se encontraban algunos de los santuarios a los que acudían los habitantes de la ciudad de Eivissa.
Los arqueólogos se sorprendieron también de hallar entre los restos una pulsera de cristal de color negro. Los especialistas han denunciado la situación en la que trabajaban en esta excavación, ya que al no estar cerrada, cuando la gente se enteró de que se habían encontrado las tumbas, acudió para verlas y tiraron algunas de las piedras que forman los hipogeos.
Diario de Ibiza, 24 de abril de 2005.
10/05/2005 22:51 ;?> No hay comentarios. Comentar.

El Museo Mallorca acogerá los restos del barco griego encontrado en Sant Vicenç

PALMA.- El Museo de Mallorca acogerá los restos del barco griego del siglo VI antes de Cristo obtenidos el pasado año en Cala San Vicenç (Pollença), según reveló a Europa Press el conseller insular de Territorio, Bartomeu Vicens, quien explicó que actualmente el taller de restauración del Museo de Arqueología de Catalunya está llevando a cabo las acciones de conservación y que, una vez finalicen, se organizarán dos exposiciones, una en Mallorca y otra en Barcelona.

Asimismo, en los próximos quince días el Consell de Mallorca presentará un DVD de 20 minutos de duración sobre las excavaciones subacuáticas realizadas en Cala Sant Vicenç, sobre la marcha de la restauración y con declaraciones de María Antònia Munar. La institución establecerá una serie de convenios con las diversas televisiones del archipiélago para poder difundir el contenido de la grabación.

La exposición, cuyos resultados serán depositados permanentemente en el Museo de Mallorca, consta de la carga que contenía la nave griega, compuesta por ánforas y otros recipientes, monedas, cascos, lingotes, joyas e incluso un molde destinado a su fabricación. Vicens señaló que el barco permanecerá a siete metros de profundidad en aguas de la cala de Pollença, donde fue encontrado, debido a la «elevada cuantía» que supondría su extracción y restauración.

El descubrimiento de la nave fue realizado de manera casual por parte de un instructor de submarinismo entre Cala Barques y Santa Clara y es una las tres naves griegas del siglo VI de antes de Cristo mejor conservadas del mar Mediterráneo. El departamento de Arqueología Submarina del Instituo Oceanográfico de la Generalitat de Catalunya inició las excavaciones a finales de julio de 2004.

Según apuntó entonces el coordinador de la excavación, Xavier Nieto, esta nave podría haber efectuado la ruta desde Sicilia o Empúries hasta Baleares. La excavación del barco y las labores de restauración han sido posibles por un convenio de colaboración establecido entre el Consell de Mallorca y la Generalitat de Catalunya.
El Mundo-El dia de Baleares, 17 de abril de 2005.
02/05/2005 01:00 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Los restos del barco griego hallado en Cala Sant Vicenç se exhibirán en Palma

naviogriego.jpgEl Museo de Mallorca mostrará todo lo encontrado en la nave del siglo VI antes de Cristo


EUROPA PRESS.PALMA

El Museo de Mallorca exhibirá los restos del barco griego del siglo VI antes de Cristo hallados el pasado año en Cala San Vicenç (Pollença), según informó el conseller insular de Territorio, Bartomeu Vicens, quien explicó que actualmente el taller de restauración del Museu d´Arqueologia de Catalunya está llevando a cabo las acciones de conservación de las piezas. Unas vez finalizados los trabajos, se organizarán dos exposiciones, una en Mallorca y otra en Barcelona, declaró Vicens.
Asimismo, en los próximos quince días el Consell de Mallorca presentará un DVD de 20 minutos de duración sobre las excavaciones subacuáticas realizadas en Cala Sant Vicenç, sobre la marcha de la restauración y con declaraciones de Maria Antònia Munar. La institución establecerá una serie de convenios con las diversas televisiones del archipiélago para poder difundir el contenido de la grabación. La exposición, cuyos resultados serán depositados permanentemente en el Museo de Mallorca, consta de la carga que contenía la nave griega, compuesta por ánforas y otros recipientes, monedas, cascos, lingotes, joyas e incluso un molde destinado a su fabricación. Vicens señaló que el barco permanecerá a siete metros de profundidad en aguas de la cala de Pollença, donde fue encontrado, debido a la "elevada cuantía" que supondría su extracción y restauración.
Diario de Mallorca, 17 de abril de 2005.
02/05/2005 01:40 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Las obras de Can Botino y la Casa de la Cúria descubren nuevos tesoros

Una cisterna del periodo púnico y una lápida romana con una inscripción sorprenden a los responsables de la rehabilitación de los dos inmuebles


EIVISSA.- Las obras en Can Botino y la Casa de la Cúria, en la ciudad de Eivissa, han sacado a la luz importantes restos arqueológicos que el Ayuntamiento, responsable de los trabajos que se desarrollan en estos dos inmuebles de la ciudad, ya ha comunicado al área de Arqueología de la Conselleria insular de Patrimonio.

En el caso de Can Botino, los técnicos han hallado una cisterna púnica, mientras que en la casa de la Cúria se ha hallado una lápida romana. Ambos inmuebles están situados en la zona de Dalt Vila, declarada Patrimonio de la Humanidad.

En lo que se refiere a la cisterna púnica, según informó ayer el Consistorio en una nota de prensa, se encuentra tallada en la roca y apareció durante las excavaciones desarrolladas en el jardín, en la parte más cercana a la calle Pere Tur, en la zona donde estaba prevista la instalación de un transformador de Gesa.

Una vez descubierta esta cisterna, se pararon los trabajos de rehabilitación del inmueble (que albergará en el futuro las instalaciones del Consistorio) y se esperó a que se secara, dado que, según el comunicado del Ayuntamiento, estaba llena de agua y fango.

La cisterna, de planta alargada, ha aportado unos pocos fragmentos de cerámica de las épocas antigua y medieval, pero «parece que quedó inutilizada con la construcción de la casa de Can Botino».

Una vez concluidas las tareas de excavación y documentación planimétrica y fotográfica, los técnicos han propuesto la continuación de la obra teniendo en cuenta que la conservación de la cisterna sólo se vería afectada por la continuación de la excavación ya que sólo quedan por rebajar unos 15 centímetros para poder colocar las bases necesarias.

Como «más interesante arqueológicamente» definió ayer el Ayuntamiento de Eivissa el hallazgo de una lápida romana descubierta durante las obras de remodelación y restauración de la casa de la Cúria, también en la zona de Dalt Vila.

Se trata de una lápida reutilizada que se ha encontrado en un punto de difícil accesibilidad, a más de siete metros de profundidad. En concreto, se encuentra en la base de la torre XVI, concretamente en el ala NO. La cara de la inscripción se encuentra en parte a la vista, dado que un muro de la época medieval cubre parte de la leyenda. Los técnicos consideran que, dada su ubicación, lo más recomendable es no sacarla de allí y conservarla, pues su extracción conlleva no pocas dificultades.

Los mismos técnicos, tras estudiar las letras y nombres legibles de la inscripción, consideran que no se trata de una lápida funeraria en principio. No obstante, «es imprescindible completar el área del texto para hacer una interpretación completa de la inscripción».
El Mundo-El Dia de Baleares, 14 de abril de 2005.
02/05/2005 00:19 ;?> No hay comentarios. Comentar.

La basura y las obras amenazan una de las joyas arqueológicas de la isla: la cueva de Son Caulelles

Es uno de los monumentos pretalayóticos mejor conservados de Mallorca - Tiene 3.500 años de antigüedad - No dispone de vallas protectoras y las obras de ampliación del polideportivo podrían sepultarlo


MARIONA CERDÓ

PALMA.- La cueva funeraria de Son Caulelles es uno de los monumentos prehistóricos más importantes de Mallorca. Sin embargo, las instituciones no parecen muy preocupadas en conservarla. Los escombros se amontonan en su interior y las obras de ampliación del polideportivo municipal amenazan con destruirla.

Se trata de un sepulcro pretalayótico perteneciente a la Edad del Bronce y construido entre los años 1.800 y 1.300 Antes de Cristo. Su importancia reside en el perfecto estado de conservación en el que se encuentra así como en su fácil acceso. La cueva está ubicada entre las poblaciones marratxineres de Sa Cabaneta y Pórtol, justo detrás del campo de fútbol municipal.

Sin embargo, a pesar de su accesibilidad, no hay un solo cartel en todo el municipio que indique cómo llegar a la cueva. Por no haber, no hay ni siquiera una valla que delimite el monumento y lo proteja de las acciones externas. Muy al contrario, se encuentra oculto entre las rocas en un pinar lleno de maleza, de manera que es muy fácil que alguien que no conozca de su existencia pueda dañarlo.

De hecho, a escasos metros del lugar donde se encuentra la entrada de la cueva, unas máquinas excavadoras están trabajando en la ampliación del polideportivo municipal. La proximidad de las obras pone en serio peligro la cueva prehistórica, ya que es muy fácil que alguna de las máquinas tire escombros en la entrada o que la destruya sin darse cuenta.

A simple vista, la cueva no es más que una oquedad en el suelo a la que se accede a través de una escalera. Sin embargo, más allá de la entrada existe un habitáculo alargado de unos cinco metros de profundidad y un metro y medio de alto con dos bancos laterales que discurren a lo largo de toda la cueva.


Sudario


Según el arqueólogo Javier Aramburu, los hombres que vivieron en Mallorca hace 3.500 años enterraban a sus muertos en estas cuevas. Los envolvían en un sudario atado con un botón y los colocaban encima de los bancos laterales, donde los cuerpos se descomponían. Pasado el tiempo, los enterradores de la época desplazaban los huesos y los restos de los cadáveres al centro de la cueva, que probablemente era más profundo que en la actualidad y que hacía las veces de osario.

La cueva de Son Caulelles dispone además de una pequeña hornacina circular junto a la entrada de aproximadamente un metro de alto por otro metro de ancho. Los arqueólogos creen que servía para depositar ofrendas funerarias, aunque también han descubierto que en otras cuevas parecidas a la de Son Caulelles, esta pequeña cavidad servía para depositar los cráneos de los cadáveres.

De este modo, se supone que los hombres que vivieron en aquel tiempo separaban las calaveras del resto de los huesos y las colocaban en la hornacina. Los huesos restantes se trasladaban al centro de la habitación para dejar espacio en los bancos a los cadáveres más recientes.


Cajas cilíndricas


Los hombres que construyeron estas cuevas ponían mucho empeño en la preparación de los cadáveres. Se sabe que los peinaban y que les cortaban y teñían el pelo. Los arqueólogos han descubierto además que colocaban los cabellos que habían cortado en unas cajas cilíndricas con las tapas decoradas con círculos. Estos recipientes han sido hallados tanto en cuevas funerarias como en viviendas de la época.

También se colocaban ofrendas junto a los cadáveres. Normalmente se introducían en recipientes sencillos, algunos de los cuales estaban hechos de cobre o de bronce. Sin embargo, los arqueólogos han encontrado muy pocos restos en las cuevas funerarias, ya que han sido sistemáticamente saqueadas a lo largo de los siglos.

La construcción de las cuevas era más bien rudimentaria. Se hacía con picos de piedra que horadaban sin demasiada dificultad la piedra, que en esta zona de Marratxí es de marés. Es precisamente esta naturaleza geológica del lugar la que impulsó siglos más tarde la instalación de una cantera en la zona, que pudo haber terminado con otras cuevas parecidas.

El monumento pretalayótico de Son Caulelles, al igual que el resto de cuevas pretalayóticas, está excavado en la roca y tiene forma debarca invertida o de arco apuntado. Los arqueólogos suponen que los constructores trataban de imitar la forma de sus propias viviendas, que también tenían un aspecto naviforme.

Los habitáculos de aquella época son lo que en Menorca se conoce como navetas y en Mallorca viviendas naviformes. Tienen el mismo aspecto que la cueva, sólo que en lugar de estar excavadas en la roca están construidas. Tal y como apunta el etnólogo y especialista en arqueología Vicenç Sastre, existen muchas civilizaciones que tratan de imitar sus propias casas en los monumentos funerarios. De este modo, hoy en día existen muchos nichos con forma de casa o de iglesia para dar a los enterramientos una forma emblemática.
El Mundo/El Dia de Baleares, 11 de abril de 2005.


El ejemplo de Son Fornés


El estado de dejadez de la cueva de Son Caulelles contrasta con la protección de otros restos arqueológicos de Mallorca. Entre ellos destaca el recinto talayótico de Son Fornés, en Montuïri.

Todos los restos arqueológicos se hallan protegidos por una valla que los aisla del resto de construcciones y se organizan de forma periódica visitas guiadas.

Una circunstancia que no se da en absoluto en Son Caulelles, donde la cueva pasa totalmente desapercibida entre la basura y los escombros.

La cueva de Son Fornés fue construida hace 3.500 años por una civilización pacífica eminentemente ganadera que se establecía en pequeños poblados a lo largo y ancho de toda la Isla.
El Mundo/El Dia de Baleares, 11 de abril de 2005.


«Todos los intentos para proteger la cueva han sido inútiles»


No es la primera vez que los arqueólogos denuncian el estado de abandono de la cueva pretalayótica de Son Caulelles. Sin embargo, ni el Ayuntamiento de Marratxí ni el Consell Insular y el Govern balear han tomado medidas para proteger el monumento prehistórico.

El etnólogo y especialista en arqueología Vicenç Sastre asegura que «todos los intentos para proteger la cueva han sido inútiles» y explica que el monumento estuvo a punto de desaparecer hace varios años, durante la construcción de un parking detrás del campo de fútbol. «Faltó poco para que las máquinas la sepultaran con el asfalto», afirma.

La cueva de Son Caulelles está catalogada tanto por el Ayuntamiento de Marratxí como por el Govern, pero parece que este dato es insuficiente para protegerla. Además, en Sa Cabaneta existen otras tres cuevas de las mismas características –aunque no tan bien conservadas– que tampoco tienen ningún tipo de protección. Los especialistas han puesto este dato en conocimiento de los técnicos del Ayuntamiento, pero todavía no ha habido respuesta.

Los arqueólogos calculan que en Mallorca existen un centenar de cuevas como la de Son Caulelles. Sin embargo, muy pocas están tan bien conservadas. En Manacor y Campos hay conjuntos importantes, pero su difícil acceso hace que la de SonCaulelles cobre todavía más valor.
El Mundo/El Dia de Baleares, 11 de abril de 2005.
02/05/2005 00:17 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Una edificación en sa Calatrava destruirá el 37% de un yacimiento romano

calatrava060403b.jpg
La Ponencia Técnica de Patrimonio Histórico informa favorablemente sobre la nueva modificación del proyecto


MARIANA DÍAZ
El edificio proyectado en sa Calatrava sobre un yacimiento romano, en la calle Bastió den Berard, se construirá finalmente aunque ello implique la destrucción de un 37 por ciento de los restos arqueológicos, estructuras murarias y una cantera. Así se votó ayer en la Ponencia Técnica de Patrimonio tras la presentación de una modificación del proyecto exigida al arquitecto de la constructora Castellví-Inmobiliaria Perú Pere Rabassa. Con 11 votos a favor, cuatro en contra y una abstención, el informe favorable de los técnicos del CIM al nuevo proyecto de edificación salió adelante. Cabe recordar que la primera propuesta de la empresa significaba la destrucción total del yacimiento, por lo que se le solicitó otra. Ésta segunda afectaba a los restos arqueológicos en un 47 por ciento, por lo que tampoco fue aceptada por el Consell hasta que, finalmente, Rabassa rebajó los niveles de afectación del yacimiento al 37 por ciento y obtuvo el visto bueno de la Ponencia Técnica.

La constructora pierde una planta de aparcamientos, pero el yacimiento no será visitable, aunque sí accesible «a los expertos». «Como la zona tiene catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC), las visitas las marca la Llei de Patrimoni». Así lo explicó ayer Joan Mas, director insular de Patrimonio Històrico del CIM. En la zona o solar 2 donde surgieron los muros romanos de varias habitaciones, la altura entre el edificio y los restos será de «unos cincuenta centrímetros», según un técnico del CIM, mientras que en el solar 3, donde se halló la cantera, ésta se verá afectada por las zapatas del edificio, aunque la empresa se ha comprometido a realizarlas con el menor impacto posible. «Dentro de lo malo es la mejor solución», explicaron desde el CIM. José Ramon Sánchez-Cuenca, presidente de la Asociación de Vecinos de sa Calatrava, expresó su «preocupación» tras la reunión de la Ponencia. A la espera de la decisión de la Comisión de Patrimonio y Urbanismo, integrada por los grupos políticos, dijo que «tenemos sobre la mesa algunas acciones que vamos a estudiar y que van desde la jurídica a la de imagen». Para Ferran Tarongí, representante en la Ponencia por la Sección de Arqueología, que votó en contra del informe favorable de los tecnicos del CIM, «es una lástima que un yacimiento de estas características se vea destruido en un 30 por ciento y quede fuera del alcance de los ciudadanos, pero, considerando el mal menor, esperamos que esta obra efectuada en un BIC sea de transición y haya despertado una verdadera inquietud por el patrimonio en las instituciones». «También esperamos que los constructores empiecen a valorar los riesgos de inversión en zona arqueológica; en cualquier caso, este edificio quedará como testimonio de la poca consideración hacia el patrimonio por parte de un país en un momento determinado», finalizó.
Diario Última Hora, 6 de abril de 2005.
09/04/2005 21:58 ;?> Hay 1 comentario.

Luz verde a la edificación en el solar de Sa Calatrava con restos romanos

calatrava060403.jpg
La ponencia técnica de Patrimoni aprueba un proyecto de edificación que elimina una planta de aparcamiento subterráneo


PERE MARÍ. PALMA.
A la tercera va la vencida. La ponencia técnica de Patrimoni del Consell, después de dos negativas anteriores, avaló ayer el tercer proyecto de edificación presentado para los dos solares del Bastió d´en Berard, en el barrio de Sa Calatrava, donde se hallaron restos de una cantera romana y de estructuras de ese periodo histórico.
Por once votos a favor, cuatro en contra y una abstención, el organismo técnico informó ayer favorablemente de este tercer proyecto, que elimina una planta subterránea de aparcamiento de cada uno de los dos solares, obliga a la empresa a redactar un proyecto de restauración de los muros y de la cantera romana, así como de los vestigios de la muralla medieval existente.
En el caso de la cantera, además. se tiene que facilitar la visualización de los restos, "en la medida de lo posible", según reza el comunicado emitido por el Consell, así como permitir la entrada de visitantes. Este acceso a la zona se realizará mediante una escalera plegable. En el caso de las estructuras de habitaciones romanas, aunque se preservarán, su visualización será complicada.
El director insular de Patrimoni, Joan Josep Mas, apuntó que la solución es "adecuada y equilibrada" y que respecto a la ocupación inicial de los solares que preveían los promotores:"se ha pasado de un 50% a un 30%".


Oposición vecinal


La decisión no ha sido del agrado de la asociaciónd de vecinos de Sa Calatrava. Su secretario, Liberto Santana, señalaba ayer que "construir es incompatible con conservar. Estamos hablando de que se permitirá la destrucción del 30% de un yacimiento único", al mismo tiempo que lamentó que desde el equipo de gobierno del Consell "no se ha hecho ningún tipo de caso" a sus dos informes técnicos favorables a la protección integral del lugar.
Diario de Mallorca, 6 de abril de 2005.
09/04/2005 21:49 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Comienza la restauración del poblado fenicio de sa Caleta

sacaleta.jpgEl equipo, dirigido por Jordi Riera Zornoza, trabajará durante cinco meses. El presupuesto global de la intervención es de 60.000 euros y abordará la rehabilitación del conjunto.


EIVISSA LFA
La conselleria de Patrimonio anunció ayer el inicio de los trabajos de restauración del establecimiento fenicio de Sa Caleta, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Este proyecto ha sido posible después de que el pasado mes de noviembre de 2004 se firmase un convenio entre el Consell Insular y el Ayuntamiento de Sant Josep con la finalidad de restaurar el barrio sur del asentamiento fenicio.
Un equipo dirigido por el restaurador ibicenco Jordi Riera trabaja ya en el yacimiento. Los trabajos durarán cinco meses y cuentan con un presupuesto de 59.997 euros.
El convenio tiene un doble objetivo ya que, por una parte, se restaurará la zona edificada que actualmente está vallada y, por otra, se ordenará el tránsito de vehículos y personas en todo el ámbito arqueológico.
El poblado de sa Caleta es uno de los monumentos arqueológicos más significativos de las Pitiüses. Está ubicado en la cala del mismo nombre en Sant Josep y fue fundado a finales del siglo VIII aC por fenicios procedentes del extremo occidental del Mediterráneo. Entre loa siglos VII y VI aC, sus pobladores abandonaron el lugar y se trasladaron a Eivissa donde fundaron la ciudad.
La conselleria de Patrimonio reconoce que el estado de conservación de los restos ha ido empeorando a lo largo de los años hasta llegar a ser «preocupante», a causa del elevado grado de salinización de las estructuras arqueológicas y de la desaparición del mortero original. Estos hechos, combinados con la acción del viento y el sol, ha provocado un deterioro enorme en los muros de piedra fenicios. Con la intervención pretenden devolver al poblado a su estado original.
Diario de Ibiza, 5 de abril de 2005.
05/04/2005 01:44 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Mallorca y Cerdeña rastrean sus orígenes en Palmavera

La fase más antigua del complejo arqueológico del Alguer muestra construcciones similares a las talayóticas presentes en Llucmajor


MARCOS TORÍO

Enviado especial

L'ALGUER (CERDEÑA).- Mucho antes de que el catalán uniera a Mallorca y Cerdeña, civilizaciones prehistóricas de las dos islas compartieron características que todavía hoy se rastrean.

Los alumnos de la Universitat de les Illes Balears (UIB) que han viajado a la ciudad sarda con el Consell de Mallorca descubrieron cómo vivían los habitantes del complejo Nurágico Palmavera, situado a ocho kilometros del Alguer, cuya parte más antigua (siglo XV a.C.) se asemeja a los talayots presentes en Mallorca.

Las estructuras de las cabañas de Palmavera y de las barracas de Llucmajor presuponen un nexo común entre ambas civilizaciones al que los expertos no han encontrado todavía una respuesta. A favor de la teoría están las fechas, ya que, la ápoca de la cultura talayótica coincide con la de los restos de Palmavera. Estos elementos comunes fueron también compartidos por la cultura micénica.

Cerdeña cuenta con 7000 nuraghes de los cuales sólo se han excavado 70. El de Palmavera empezó a desenterrarse en el año 1904 y es uno de los más antiguos y más evolucionados de Cerdeña, ya que, cuenta con dos torres en lugar de una, como suele ser habitual.

El complejo actual se compone de una muralla defensiva, de un lugar destinado a reuniones y de 50 cabañas de forma circular, aunque los expertos aseguran que existe un centenar más todavía enterradas.


Refugio para el mal tiempo


Las cabañas servían como refugio para el mal tiempo, ya que, todo indica que estos habitantes de la Edad de Bronce realizaban la mayor parte de su vida al aire libre. También cumplían una función sagrada y defensiva. Los arqueólogos han determinado que Palmavera se construyó en tres fases.

La segunda (siglo IX a. C) fue la más importante para la vida de la comunidad y en ella se creó la cabaña de reuniones que servía como lugar de debate político, de celebración de ritos y ceremonias, así como, de tribunal para juzgar a los que infringían el código moral de la comunidad.

Palmavera sobrevivió durante más de 700 año hasta que fue atacada y devorada por el fuego en el siglo VIII a. C., fecha de su desaparición.

Los 48 alumnos mallorquines de la UIB visitaron también el promontorio de Capo Caccia, las localidades de Castelsardo, Sassari y la necrópolis de Angelo Ruju, una de las más importantes de todo el Mediterráneo. La expedición mallorquina regresa esta tarde a Palma tras finalizar un viaje financiado por el Consell de Mallorca desde su área de juventud.
El Mundo-El Dia de Baleares, 28 de marzo de 2005.
28/03/2005 20:34 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Cerdeña y Mallorca comparten pasado a través de los 'nuraghe' y los talayots

La villa de Palmavera y la cultura neolítica de la Isla tienen rasgos comunes


Laura Moyà (Alguer)
Hace más de 3.500 años, el mar Mediterráneo contaba con múltiples culturas neolíticas. En plena Edad del Bronce, en Mallorca, empezó a florecer la cultura talayótica mientras que, en Cerdeña, surgía la nuraghe. Los 48 alumnos que se encuentran en la isla sarda desde el jueves, de la mano del CIM y de la UIB, visitaron el poblado de Palmavera para descubrir las semejanzas que existen entre una y otra sociedad.

El poblado de Palmavera empezó a construirse en el siglo XV a.C. Por aquel entonces, en Mallorca empezaba a florecer la cultura talayótica. Palmavera se compone de dos torres rodeadas de una muralla defensiva, una cabaña de reuniones y cerca de 150 cabañas. Su estructura recuerda a las Barraques de Roter de Llucmajor e, incluso, a algunos poblados micénicos, hecho que hace creer a los historiadores que las primeras civilizaciones del Mare Nostrum cuentan con un origen en común que, por el momento, se desconoce.

Palmavera es una de las villas más antiguas de Cerdeña, ubicada a ocho kilómetros del Alguer. Toma su nombre de una montaña cercana y de un tipo de plantas que proliferaba en la zona, una especie de palmeras pequeñas. Su función era polivalente, sirviendo las torres como refugio para la población, como lugar sagrado y como habitáculo para los jefes de la tribu. En total cuenta, hoy, con cerca de 50 cabañas. El resto, unas cien, están enterradas en los alrededores a la espera de ser excavadas.
Diario Última Hora, 28 de marzo de 2005.
28/03/2005 20:31 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Preocupación por el futuro de la muralla medieval en el solar del Bastió d'en Berard

calatrava.jpgLos vecinos de sa Calatrava presentan informes para que sean analizados por la Ponencia Técnica de Patrimoni


MARIANA DÍAZ
La Associació de Veïns de sa Calatrava ha presentado, el pasado día 23, un escrito en el Consell Insular de Mallorca (CIM) en el que manifiesta su preocupación «sobre la compatibilidad de la construcción de un edificio con la aplicación de la legislación patrimonial histórica vigente». El documento se refiere al inmueble que se proyecta levantar sobre el yacimiento romano hallado en Bastió d'en Berard, edificación que está pendiente de la resolución del CIM, y sobre el futuro de los lienzos de la muralla medieval. La documentación de la Associació se fundamenta en dos informes solicitados a dos expertos sobre la muralla medieval. Uno de carácter técnico, obra de la arqueóloga Helena Inglada, y otro, histórico, firmado por Antoni I. Alomar. Los vecinos solicitan al CIM que en la próxima reunión de la Ponencia de Patrimoni Històric del CIM, que tendrá lugar el próximo 5 de abril, se valoren una serie de puntos en el nuevo proyecto de construcción que ha de presentar la empresa promotora del inmueble, Castellví-Inmobiliaria Perú, que firma el arquitecto Pere Rabassa.

Cabe recordar que en Bastió d'en Berard se proyectó un edificio de viviendas de alto standing. El suelo está dividido en tres solares y, de momento, el CIM sólo ha dado permiso para construir en el primero, donde la obra ya está muy adelantada. En el segundo y tercero han ido apareciendo muros de habitaciones; una construcción circular sobre la que, en principio se cree que es un horno, y una cantera. También se encontraron tumbas excavadas en la roca, con restos óseos, y una urna funeraria con ceniza denominada kalathos. Entre los materiales cerámicos, es importante una llumeta con decoración judía aparecida en uno de los muros. Todos estos elementos han sido datados, de momento, en época romana.

Los vecinos piden en su escrito que el yacimiento se «deje al aire libre, sin ningún tipo de nueva construcción encima que haga de 'paraguas protector'; que se apliquen al yacimiento las medidas de protección y consolidación de las estructuras y muralla medieval y que sean los técnicos competentes en la materia los que prescriban las medidas citadas por encargo de la administración responsable». Además, se solicita que se tenga en cuenta que «todo el conjunto arqueológico tomará la verdadera importancia que tiene y su disfrute óptimo con la separación física suficiente entre el edificio ya construido en el solar número 1, la muralla medieval y las estructuras romanas». José Ramón Sánchez Cuenca, presidente de la Associació, explicó ayer que «aunque no somos técnicos vemos con preocupación que se pueda construir, tal como estaba planteado, sobre los restos» y «pensamos que existe una incompatibilidad entre construcción y conservación, investigación y disfrute del yacimiento porque, como se está diciendo, si se trata de los primeros restos romanos fuera de las murallas, esto obligaría a reescribir cualquier información nueva que aparezca».

Diario Última Hora, 27 de marzo de 2005.
28/03/2005 20:27 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Hallan los restos de una edificación romana en el subsuelo de la calle de Cas Comte en Ciutadella

BEP AL·LÈS

CIUTADELLA.- Las catas arqueológicas que se están llevando a cabo en la calle de Cas Comte de Ciutadella han dado con el primer hallazgo de importancia, un muro de una edificación romana. Hasta ahora, si bien todavía no se ha llegado a los 1,3 metros previstos en el subsuelo, no se había encontrado ningún material de interés.

La arqueóloga Maribel Herranz fue la autora del hallazgo la tarde del jueves. La zona es especialmente rica en restos antiguos ya que se trata de un área de confluencia en el casco antiguo. En los años ochenta se encontraron restos en la plaza de la Catedral, pero la falta de sensibilidad que había en esos momentos propició que no se hicieran los estudios y excavaciones pertinentes.

Uno de los hechos que preocupaban a la arqueóloga eran las obras hechas con anterioridad en esta zona, como la instalación de la primera red de agua potable y alcantarillado de Ciutadella construida en los años cincuenta, o los trabajos hechos en los años ochenta y que consistieron en la colocación del empedrado actual.

El plan de mejora del eje comercial de la ciudad, promovido por el Ayuntamiento de Ciutadella y el Govern, ha propiciado que se lleven a cabo las catas arqueológicas en la calle de Cas Comte, con intervenciones de hasta 1,3 metros de profundidad, a la que todavía no se ha llegado y donde se espera que se produzcan hallazgos importantes relacionados con la época romana o islámica, por su proximidad con el palacio de Said Ibn Hakam.


Seguimiento permanente


Hasta el momento, los trabajos parecen indicar que las obras llevadas a cabo en la zona hasta ahora fueron bastante superficiales. La arqueóloga Maribel Herranz ha sido contratada por el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Ciutadella para hacer el seguimiento de todas las obras que se realicen en el casco antiguo, especialmente en los lugares susceptibles de que se produzcan hallazgos o en los edificios donde se encuentren elementos protegidos por su valor histórico o arquitectónico.
El Mundo-El Dia de Baleares, 7 de marzo de 2005.
21/03/2005 11:07 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Ses Païsses: un diamante por explotar

sespaisses.jpgMás de la mitad del yacimiento talayótico de Artà, uno de los más importantes, sigue aún sin excavar completamente, tras décadas de trabajos


PERE MARÍ. PALMA.

El arqueólogo Javier Aramburu acaba de publicar en CD-Rom la memoria de las excavaciones realizadas en 1999 y 2000 en el yacimiento talayótico de Ses Païsses de Artà, uno de los principales poblados de esa época , que cuenta con una importante muralla del siglo VII a. C y que estuvo ocupado por un máximo de 300 personas hasta la conquista romana, en 123 a.C.

Los trabajos realizados por Aramburu junto a Jordi Hernández en este yacimiento se pueden hallar en este disco compacto (que se puede solicitar en la página web www.talayots.com) y que Aramburu cree un logro "porque en veinte años no se ha publicado ningun libro con los resultados de la excavación de un recinto de esta época". Como no existen ayudas institucionales para editar un libro, el arqueólogo ha optado por publicar esta memoria en formato electrónico.

Aramburu no deja de criticar el "abandono flagrante" de instituciones como el Consell y el Ministerio de Cultura, propieario de los terrenos del yacimiento, de Ses Païsses d´Artà. "Sólo el Ayuntamiento nos ha concedido ayudas para continuar las excavaciones", relata el arqueólogo, que apunta que este yacimiento "es uno de los mayores de la isla y el mejor conservado".

Al mismo tiempo, apunta que "aún guarda muchas sorpresas, porque más de la mitad del recinto aún no ha sido excavado" y al ritmo que avanzan los trabajos (este julio continuarán durante quince días las excavaciones) "a este ritmo se podría estar 200 años excavando".


Vida y costumbres


Javier Aramburu señala que este julio trabajarán en la habitación de un edificio en uso desde el siglo VIII a.C "en el que se acaba incrustando la muralla que rodeará el asentamiento", una práctica no muy usual. Sin embargo, el objetivo final de los trabajos "será el de investigar cómo vivían los mallorquines de esa época".

En ses Païsses se han hallado pruebas de contactos con el exterior, como una copa griega del siglo V a. C, "que ilustran la existencia de un comercio muy desarrollado" y a diferencia de lo que se creía en el pasado, "la cultura talayótica dominaba la fundición del hierro", como probó el hallazgo de un lingote de hierro fundido y los restos de lo que parecen ser hornos, pero las murallas no se construyeron utilizando herramientas de metal, "porque era un material escaso", sino otros instrumientos de piedra.

El investigador señala que de las excavaciones realizadas se desprende la idea "de que el clima en Mallorca era un poco más húmedo que el actual, por la existencia de especies como el ayuso, habituales en zonas más frías". El bosque fue desapareciendo hasta la época romana, en que vuelve a aumentar por el descenso de población.


¿Un león en Llevant?

P.M.Palma.
Uno de los hallazgos de las excavaciones en ses Païsses han sido los restos de un gran félido, probablemente los de un león, que se han hallado en uno de los niveles más modernos del poblado, poco antes de la conquista romana. El dilema se está resolviendo en estos momentos en un laboratorio de Barcelona, donde están comparando los huesos hallados con los de diversas especies. No deja de ser una curiosidad su presencia en Artà en esas épocas, aunque los intercambios comerciales en el Mediterráneo Occidental se habían generalizado. El final de este animal en la isla no fue precisamente feliz: "los restos de hueso tienen marcas de carnicería, lo que parece indicar que se lo comieron", explica el arqueólogo.
No es el único indicio de la introducción en la isla de ejemplares de especies foráneas: también se han hallado restos de ciervos y gamos dle primer milenio a.C. en ses Païsses y otros poblados.

Diario de Mallorca, 4 de marzo de 2005.
04/03/2005 19:26 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Cal y grava reversible para los muros romanos de sa Calatrava


MARIANA DÍAZ

Reversible, sin productos químicos y a modo de crostera. Así resumió la restauradora Marina Crespí el trabajo de preconsolidación que debe hacer en los muros y estructuras romanas halladas en sa Calatrava por encargo de Patrimomi Històric del CIM. Será una acción reversible.

Los técnicos de Patrimoni decidieron proteger de urgencia estos muros de piedra unida con escaso mortero debido al mal tiempo reinante, aunque Crespí explicó a este diario hace unos días que, a su entender, los muros no corrían un peligro excesivo. «No son tanto los factores climáticos como que en la obra suceda cualquier despiste; el mortero no es una maravilla, pero se aguanta». Las estructuras romanas, que corresponden a los cimientos de tres habitaciones y a un horno, fueron encontradas en un solar de sa Calatrava, junto a la muralla, donde se construye un edificio de viviendas de lujo. Mientras la promotora cambia el proyecto para integrar los restos arqueológicos en el mismo, estos están al aire.

Crespí apuntó que los preconsolidará con «una mezcla de grava 0 y 1 y cal, con una proporción de poca cal, 12 a 1, para que luego pueda quitarse». La restauradora lo explicó muy didácticamente cuando dijo que «será como cuando se hace un pescado a la sal». Crespí no quiere taparlos con lonas para que «respiren y se pueda drenar»; de lo contrario, podía provocarse un efecto «sauna». Todo ello implica sólo una parte de lo que se hará en este yacimiento a la espera de que sea aprobado el nuevo proyecto de construcción que presente Pere Rabassa, que debe contemplar la integración de las estructuras arqueológicas.
Diario Última Hora, 22 de febrero de 2005.
22/02/2005 14:17 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Sa Calatrava podría haber formado parte de la fundación de la Palma romana


Restos datados hacia los años 40 o 50 antes de Cristo llevan a los arqueólogos a investigar esta hipótesis


MARIANA DÍAZ
Los restos hallados en el yacimiento de sa Calatrava (Palma) podrían corresponder al momento fundacional de Ciutat. Esta es, según ha podido saber este diario, una hipótesis sobre la que trabajan los investigadores que han excavado el terreno donde se está construyendo un edificio de viviendas de lujo cuyos promotores deberán integrar en el mismo todas las estructuras romanas surgidas en la excavación. Los expertos han hallado material posterior al 123 antes de Cristo, cuando Mallorca fue conquistada por los romanos, que les podría llevar a determinar que Palma fue fundada hacia los años 90 u 80 antes de Cristo.

Pero como apuntamos, es una hipótesis sobre la que se investiga. En sa Calatrava se han encontrado urnas funerarias con cenizas, una de ellas dentro de una habitación; otros enterramientos, éstos a modo de tumbas excavadas in situ; muros estructurales que corresponden a tres habitaciones o estancias de una edificación; un horno; una cantera -la única en Mallorca de época romana-, e inscripciones latinas así como material cerámico y una moneda.

Es todo este conjunto romano, tanto el mueble como el inmueble, el que analizan los investigadores y el que el Consell Insular ha querido proteger pues podría aportar nuevos conocimientos sobre la Palma romana desde sus orígenes, de los que arqueológicamente se carece de datos.

Entre los restos surgidos junto a los muros destaca una pieza ibérica utilizada tras la incineración, denominada khalatos, que se data unos 40 ó 50 años antes de Cristo. Es en este punto donde los investigadores ponen todo su acento ya que eso nos podría ofrecer arqueológicamente una fecha de fundación de la ciudad puesto que, hasta que se descubrió el yacimiento de sa Calatrava, todos los restos arqueológicos romanos que se habían ido encontrando pertenecen a épocas muy posteriores al 123 antes de Cristo. Fue en este año, según las fuentes históricas, cuando el cónsul Quinto Cecilio Metelo, llamado el Baleàric, se apoderó de Mallorca y, tras la conquista, fundó dos ciudades, Pollentia y Palma. Un ejemplo arqueológico muy posterior al 123 es la muralla que se encontró en el Palau del Bisbe, datada en el siglo IV después de Cristo.

Contar con una urna funeraria datada cuarenta años antes de Cristo asociada a una edificación, ya que se encontró en el interior de una de las habitaciones romanas de sa Calatrava, plantea a los expertos nuevos interrogantes sobre el pasado. Aunque, de momento, ya podemos decir que este yacimiento arqueológico romano es el más antiguo de Palma, todo un hallazgo y un reto para los arqueólogos que lo excavaron y estudian.

Pero, además, esta urna puede ofrecer otros datos sobre quiénes fueron los habitantes de sa Calatrava en ese momento, una zona sobre la que aún se desconoce qué papel interpretó en el conjunto de la Palma romana, en su fundación o desarrollo. Las fuentes históricas también narran que Cecilio Metelo llevó 3.000 colonos desde Hispania. ¿Estos colonos fueron legionarios que dejaron de formar parte del ejército? ¿Eran gentes de Hispania? El enterramiento en urna en el interior de una casa sólo lo practicaban entonces algunos sectores de la población íbera.

Diario Última Hora, 21 de febrero de 2005.
21/02/2005 14:27 ;?> Hay 1 comentario.

Los arqueólogos certifican la destrucción del yacimiento de Son Matge

sonmatge160205b.jpgExpertos del Consell, la UIB y el Museu de Deià evaluaron ayer los daños ocasionados en el yacimiento arqueológico, después de que fuera sepultado por un derrumbe de piedras


GABRIEL RODAS. PALMA.
Se suponía que podía estar gravemente afectado, pero se desconocía que el grado de destrucción fuera tan grande. El de Son Matge, en Valldemossa, uno de los yacimientos fundamentales de la arqueología mallorquina, al conservar una completa secuencia estratigráfica desde los primeros poblamientos hasta los tiempos romanos, prácticamente ha desaparecido después de que una avalancha de toneladas de piedra, provocada, al parecer, por el efecto de las lluvias y el frío, lo arrasara y sepultara en la madrugada del pasado miércoles.

"Más de un 75 por ciento de su superficie" ha quedado destruida y los daños son "casi irreparables", explicaron ayer en Son Matge el profesor de la UIB, Victor Guerrero, y el arqueólogo del Museu de Deià Pep Ensenyat, el último colaborador del arqueólogo norteamericano William Waldren, quien descubrió este yacimiento en 1968, al adentrarse en un secret o escondrijo de contrabandistas. Gracias a sus investigaciones, que se prolongaron hasta 1975 al frente de un equipo codirigido por Guillem Rosselló Bordoy, los orígenes de la presencia humana en Mallorca quedaron establecidos de una forma clara.

El alúd de piedras únicamente ha dejado a salvo una reducida zona del abrigo rocoso, la cual ya había arrojado a la luz toda la información. La parte más afectada, la oriental, todavía no estaba agotada, podía suministrar más datos, y en ella tenían previsto excavar de nuevo, seis años después, Ensenyat y Guerrero.

"Viendo cómo ha quedado se le pone a uno mal cuerpo", confesó Pep Ensenyat mientras visitaba las ruinas de lo que un día fue el libro en el que se leyó la prehistoria mallorquina, toda una referencia para los investigadores, que encontraron en su momento coprolitos, huesos y cuernos de Myotragus Balearicus -el antilopino autóctono de Balears-, una figurilla denominada la Dama de Son Matge (puede contemplarse en el Museu de Mallorca) y decenas de objetos del periodo talayótico y romano.

"Los niveles más antiguos de la zona oriental -los que quedan al otro lado de la Capilla, denominada así por su probable función cultual-, no han quedado tan afectados porque la caída de una roca enorme ha formado una especie de covacha. Pero trabajar aquí, que es donde queríamos hacerlo, sería muy complicado, habría que jugarse la vida, con todas estas rocas tan inestables, que pueden bascular en cualquier momento y provocar otro derrumbe, y esta tierra tan movediza", señaló Ensenyat.

"Ésa era la parte más importante que quedaba por excavar", se lamentó Victor Guerrero, para quien sólo resta una solución. "Esperar que estos bloques de tierra y piedras se asienten y, desde la parte más oriental del abrigo, ir a buscar los niveles más antiguos del yacimiento arqueológico".
Diario de Mallorca, 16 de febrero de 2005.
16/02/2005 13:53 ;?> No hay comentarios. Comentar.

El derrumbe en Son Matge obligará a modificar el proyecto de excavación

sonmatge160205.jpgLos expertos hallaron intacto el muro talayótico, y el depósito arqueológico, aunque muy afectado, se conserva

MARIANA DÍAZ

Los expertos en arqueología y prehistoria de la Universitat de les Illes Balears (UIB) visitaron ayer el yacimiento de Son Matge (Valldemossa), -sobre el que la pasada semana se desprendió una gran roca-, junto a Bartomeu Vicens, conseller de Territori; Joan Mas, director insular de Patrimoni Històric, y los técnicos del CIM. A primera vista, el derrumbe obligará a cambiar el proyecto científico de excavación previsto por los doctores Josep Ensenyat y Víctor Guerrero para los próximos meses, quienes elaborarán para el Consell un informe sobre el estado actual del yacimiento y sus necesidades más urgentes.

Josep Ensenyat, que excavó en Son Matge en 1999 junto a Willian Waldren, dijo ayer que «la parte talayótica que había sido excavada está intacta». Según explicó, el yacimiento se divide en tres zonas, occidental, central y oriental. En la primera hay un muro talayótico que ha salido indemne del derrumbe; la central, donde los hallazgos más antiguos se datan en el pretalayótico, «es la parte más afectada, era una zona de taller, donde se habían encontrado restos de la introducción de la industria metalúrgica». Y es la delimitación arqueológica donde se llevaron a cabo las distintas campañas de excavación.

El bloque más grande de roca cayó en la oriental. Allí, «la piedra ha formado como una especie de covacho que protege el depósito de material», comentó Ensenyat, lo que es una buena noticia para los expertos. La secuencia estratigráfica de ocupación del yacimiento es completa en esta parte oriental, donde los arqueólogos habían excavado hasta 4,30 metros de profundidad en el pasado. Pero comenzar a investigar de nuevo en ella resultaría difícil «para trabajar debajo del bloque de piedra ya que las que han caído tardarán en asentarse». Para que lo hagan completamente tendrán que pasar un par de años.

Si los arqueólogos pensaban volver a Son Matge y comenzar a excavar desde el centro hacia oriente, ahora, tras el desprendimiento y la nueva ubicación de las rocas caídas, deberán hacerlo al revés, es decir, irán al encuentro del depósito arqueológico que, "aunque afectado, se conserva y no quedó completamente sepultado".

Ensenyat también comentó que en la ladera de la montaña en la que se encuentra Son Matge, enclavado en un abrigo natural de la roca, "hubo otros desprendimientos a lo largo de miles de años" que van produciendo un efecto dominó. Se trata una zona calcárea cuyas rocas tienden a agrietarse.

Aunque la explicación final del porqué tuvo lugar el derrumbre la darán los geólogos, Ensenyat apuntó una teoría que la pasada semana lanzaba en este diario un arqueólogo sobre que el agua entra en las grietas, se hiela, se expande, y presiona. Las nieves, el frío y las lluvias de las últimas semanas pudieron ser la causa del desastre. Las rocas, a su paso, se llevaron por delante toneladas de tierra y las encinas del monte, que arrancaron de cuajo. Una de las piedras ha llegado al camino, incomunicando a los vecinos de las casas cercanas.
Diario Última Hora, 16 de febrero de 2005.
16/02/2005 13:52 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Expertos del CIM y de la UIB harán un informe pericial en Son Matge el próximo martes

M.D./J.N.

Los técnicos de Patrimonio Histórico del CIM y los expertos en arqueología y prehistoria de la UIB, Josep Enseyat y Víctor Guerrero, acudirán el martes al yacimiento de Son Matge (Valldemossa) para comenzar a valorar los desperfectos ocasionados el pasado jueves por el desprendimiento de una gran roca y varias toneladas de tierra y hacer un informe pericial. También se tendrán que hacer sondeos manuales para calibrar la importancia de los desperfectos en la necrópolis talayótica.

Los sondeos, apuntaron desde el CIM, tendrán que ser a mano, «con pico y pala si es necesario». Se da la casualidad de que Josep Enseyat y Víctor Guerrero tenían previsto retomar las excavaciones en el yacimiento y habían elaborado un plan, pero, ahora, dijo ayer Guerrero, «igual tenemos que cambiarlo porque haya otras urgencias». El yacimiento fue excavado por el arqueólogo Willian Waldren y Guillem Rosselló Bordoy en los sesenta, más tarde por el menorquín Luis Pantalamor, y en 1999, última campaña, de nuevo por Waldren y Enseyat.

Jaume Cardell, arqueólogo del CIM, apuntó ayer que este yacimiento de referencia «aún tiene potencia arqueológica». El yacimiento tuvo ocupación durante, al menos, 800 años, desde el inicio de la cultura talayótica hasta época romana, en este tiempo como necrópolis. Se encontraba en un abrigo montañoso en una pendiente de unos 30 grados.

Aunque se desconoce el motivo del desprendimiento, algo que tendrán que analizar los geólogos, y de no ser el único en la historia del yacimiento, podría haber ocurrido porque la nieve se hubiera helado en las grietas de la roca y al expandirse en el interior de las mismas ocasionar una rotura. Pero es «sólo una especulación», dijo ayer un arqueólogo.

A raíz del desprendimiento de la roca en el yacimiento de Son Matge ha vuelto a salir a la actualidad que este lugar, situado en una finca privada y muy cerca de la carretera, era meta de excursionistas, que se subían sobre el muro talayótico afectado por el desprendimiento, y hacían rappel por las rocas. Los expertos comentaban ayer que este problema, que viene de muy lejos, era muy perjudicial para el yacimiento. Puestos al habla con el CIM sobre la protección del patrimonio arqueológico, se explicó que está protegido por ley y que ésta obliga a los ayuntamientos a elaborar un catálogo de sus yacimientos, y otros bienes patrimoniales, y a ocuparse de su protección, lo que, apuntaron desde el Consell, no se cumple muy a menudo.
Diario Última Hora, 12 de febrero de 2005.
12/02/2005 11:46 ;?> No hay comentarios. Comentar.

El yacimiento de Son Matge, en Valldemossa, sepultado por un derrumbe de rocas

sonmatge.jpgG. RODAS. PALMA.
El yacimiento de Son Matge, testigo de toda la secuencia estratigráfica de la prehistoria de Mallorca, ha quedado sepultado por un desprendimiento de toneladas de piedras que se produjo el pasado miércoles.

Situado en Valldemossa, a la altura del kilómetro 14 de la carretera que une Palma con este pueblo de la Tramuntana, este yacimiento está considerado como un libro en el que puede leerse la prehistoria mallorquina, "toda una referencia" para comprender este periodo de la historia, apuntó ayer el arqueólogo Josep Ensenyat.

Jaume Cardell, arqueólogo adscrito al equipo de Patrimonio Histórico del Consell, explicó ayer a este diario que a la espera del informe que se elaborará a partir del próximo lunes, la inspección ocular ha revelado que el yacimiento se ha visto gravemente afectado.

Ensenyat, que en 1999 trabajó en este yacimiento junto a William Waldren, su descubridor, en 1968, señaló que el de Son Matge era el único enclave de Mallorca "con una ocupación continua desde el asentamiento inicial de la isla hasta el período romano", un espejo de la prehistoria que "contenía estratigrafía completa bien datada con carbono 14".

"Por que he podido averiguar, el derrumbe ha afectado a la parte occidental del abrigo rocoso, una zona que sólo tenía ocupación talayótica. La parte oriental es la más importante, donde está la secuencia completa de la historia de Balears y en la que todavía hay depósitos arqueológicos", añadió Ensenyat, quien tenía previsto volver a trabajar en él este mismo año junto a Víctor Guerrero, de la Universitat de les Illes Balears.

En los años 60, William Waldren practicó en Son Matge unas excavaciones que arrojaron a la luz muestras de ocupación humana desde los primeros pobladores del neolítico hasta el establecimiento de la cultura talayótica. En los niveles inferiores se encontraron coprolitos, huesos y cuernos de Myotragus Balearicus, el antilopino autóctono del archipiélago.
Diario de Mallorca, 11 de febrero de 2005.
11/02/2005 13:51 ;?> Hay 2 comentarios.

Un comité de expertos en Patrimonio valorará el destrozo de Son Matge


Las rocas han dañado el muro talayótico de la necrópolis


JOANA NICOLAU

El Consell ha ordenado el precinto por motivos de seguridad del yacimiento arqueológico de Son Matge, donde se produjo un desprendimiento de rocas. El cierre se mantendrá hasta que los geólogos midan la posibilidad de nuevos desprendimientos y Patrimonio valore el destrozo. El técnico de Patrimonio del CIM, Jaume Cardell, explicó que se prevé poder analizar los desperfectos la semana que viene. En la inspección está previsto que participen, además de los técnicos insulares, responsables del departamento de Prehistoria de la UIB y arqueólogos que han trabajado en la zona. Entre ellos, estará Josep Ensenyat, el último que participó en una campaña arqueológica en el año 1999 junto a William Waldren.

El yacimiento está en un hueco o abrigo de la montaña y es uno de los yacimientos de referencia para el estudio de la prehistoria en Mallorca. Su importancia, según este arqueólogo, se debe al hecho de que en su parte más oriental están representados todos los estratos prehistóricos, desde los primeros pobladores de la Isla hasta los romanos.

Ensenyat explicó que el yacimiento se dividió para su estudio en tres áreas: la oriental, la más valiosa; la central, con restos que se inician en el calcolítico; y la occidental, la más reciente. Es, según Ensenyat, en esta última área donde han caído las piedras. El arqueólogo todavía no ha visitado la zona. Aún así, bajo su opinión, el principal destrozo que puede haberse producido es la destrucción de un muro talayótico que cerraba la necrópolis.
Diario Última Hora, 11 de febrero de 2005.
11/02/2005 11:40 ;?> No hay comentarios. Comentar.

Una avalancha destruye en Valldemossa una joya arqueológica

El alud no provocó heridos, aunque arrasó 200 metros de un bosque de encinas. Una de las piedras, de 100 toneladas, cayó sobre una finca


JAVIER JIMÉNEZ
El yacimiento de Son Matge, joya única de la prehistoria balear, ya es historia. Una avalancha de rocas sepultó este cementerio talayótico de Valldemossa, lugar de peregrinación para arqueólogos e historiadores. El enclave se encuentra ubicado muy cerca de la carretera de Vallemossa, a su paso por s'Estret, elevado sobre el bosque d'en Gotzó. A las 23.30 horas del martes, aproximadamente, un vecino llamó muy asustado al centro de emergencias del 112: «Mi casa acaba de temblar y no sé que ha pasado».

Otros residentes verificaron aquella información: «Hemos oído un estruendo y parecía que caía una montaña». Y no era en sentido figurado. Cerca de mil toneladas de rocas acababan de desprenderse de una imponente montaña, justo en el tramo del yacimiento de Son Matge. La Policía Local de Valldemossa se movilizó con rapidez y también acudieron hasta aquella finca efectivos del cuartel de la Guardia Civil de Esporles. Fue entonces cuando se encontraron con un espectáculo estremecedor: una roca de cinco metros de alto y seis de ancho, por diez de largo, ocupaba lo que minutos antes había sido un camino de acceso a una finca, junto al torrente de Valldemossa.

Los agentes no daban crédito a lo que veían. Y al alzar la vista e iluminar con potentes linternas la ladera de la montaña descubrieron que una franja de 200 metros del bosque d'en Gotzó, formado por encinas, había sido arrasado por la avalancha. Otras rocas, de menor tamaño, habían salido despedidas, causando daños cuantiosos. Pero no fue hasta que despuntó el día cuando se constató la magnitud del desastre. El yacimiento milenario de Son Matge ya no existía y cuatro familias habían quedado casi incomunicadas, ya que las piedras cubrían el camino de salida de sus fincas. «Lo más positivo es que no ha habido heridos, porque si esto hubiera ocurrido un fin de semana habría sido una tragedia», opinó uno de los policías municipales.

El funcionario se refería a que el peñasco destruido era muy frecuentado por escaladores. Incluso guardias civiles y bomberos, expertos en rescate en montaña, habían realizado prácticas en aquel risco. Sus condiciones eran idóneas para esta práctica y los vecinos recordaron ayer que había excursionistas que pasaban la noche «colgados de una de las paredes, durmiendo en sacos».

Biel Català, el propietario de uno de aquellos terrenos, se pasó la mañana ante la imponente roca que le impedía el acceso normal a su casa: «Escuchamos mucho ruido y al principio pensé que era una gran tormenta. Nos sabemos qué ha pasado, si ha sido la nieve de estas últimas semanas, el frío que resquebrajó las rocas o que el yacimiento estaba muy excavado, pero esto es un desastre». Su hijo Esteve tampoco salía de su asombro: «Parece mentira, un lugar con tanta historia y ahora de repente ha caído. Esto parecía un parque nacional, todo el día había gente paseando por aquí y excursionistas escalando aquellas paredes».

Diario Última Hora, 10 de febrero de 2005.
10/02/2005 11:26 ;?> Hay 1 comentario.

El CIM protegerá los muros romanos de sa Calatrava que corren peligro de derrumbe

yacimientocalatrava.jpgLa lluvia y el viento pueden afectar a estas estructuras, cuyas piedras están unidas con tierra y escaso mortero


MARIANA DÍAZ

El mal tiempo puede perjudicar las estructuras romanas aparecidas en un solar de sa Calatrava, en Palma, que deberán conservarse a la vista e integrarse en un edificio de viviendas que se construye en dicho terreno. Por ello, desde Patrimoni Històric del Consell Insular de Mallorca se ha decidido protegerlas de forma inmediata hasta que el arquitecto Pere Rabassa presente un nuevo proyecto que contemple su integración en el futuro inmueble.

Fuentes del Consell explicaron ayer que una restauradora visitará las excavaciones para determinar la mejor forma de proteger y consolidar estas estructuras, que se sabe corresponden a los cimientos de una o varias edificaciones, aunque los arqueólogos aún no han determinado si fueron privadas o públicas. Además de estos muros también corre peligro de desmoronamiento el horno circular, igualmente de época romana, hallado en el mismo solar.


Dañarse


Los técnicos de Patrimoni explicaron que todas estas estructuras pueden dañarse «por el viento, la lluvia o por su propia naturaleza, ya que son de piedra unida básicamente con tierra y un poco de mortero». El mal tiempo que hace este invierno es el peor enemigo de unos restos arqueológicos que, junto a una cantera romana, -ésta no corre peligro-, constituyen un importante hallazgo que la Ponencia Técnica de Patrimoni Històric salvó al decidir hace unos días que debían conservarse.

«Tenemos que actuar correctamente en todos los sentidos por ello se ha decidido tomar medidas y consolidar y proteger las estructuras. Una restauradora hará un proyecto en el que se marcarán las directrices de como debe hacerse ya que, por ejemplo, aún no sabemos si tendremos que cubrirlas con lonas o con geotextil, además de consolidarlas», comentaron los técnicos de Patrimoni Històric.


Vivienda


A pesar de que los arqueólogos aún no han entregado la memoria de la excavación, cuyas conclusiones aportarán más datos sobre este yacimiento romano, este diario ha podido saber que una parte de los muros corresponden a construcciones "que en un momento dado fueron utilizados como vivienda".

Todos estos restos arqueológicos aportarán nuevas informaciones sobre la Palma romana. De momento, sólo con su descubrimiento ya sabemos que en tiempos de los romanos la ciudad no finalizaba con la muralla, de la que en el Palau Diocesano o en los sótanos de una casa de la calle Zanglada se encontraron partes del lienzo de la misma. El yacimiento de sa Calatrava nos indica, según han ido aventurando distintos arqueólogos desde que ocurrió el hallazgo de las estructuras romanas, que la ciudad podría extenderse hasta esta zona o que la misma fuese un arrabal.

Diario Última hora, 09 de febrero de 2005.
09/02/2005 13:50 ;?> No hay comentarios. Comentar.

El ´blues´ de Son Oms

La segunda pista de Son Sant Joan se llevó por delante un yacimiento


CARLOS GARRIDO
Lean bien estas palabras: "¿Será posible que en la culta y progresiva Palma de Mallorca no encuentre un eco inmediato la reflexión de que va a destruirse algo entrañable? ¿Será posible que las corporaciones locales no hagan un esfuerzo por conservar para la posteridad estas reliquias? ¿Cómo vais a permitir que algo tan íntimamente ligado a vuestra historia, que es la historia anónima de todos los pueblos del Mediterráneo y de todos los humanos en definitiva, sea arrasado?".

¿A que suenan actuales? Parecen escritas para comentar cualquiera de las destrucciones patrimoniales que hemos vivido en los últimos tiempos.

Pero, no. Las pronunció en 1971 el doctor Lluís Pericot, uno de los padres de la arqueología contemporánea, con motivo de la demolición de un yacimiento talayótico de excepcional importancia, que ha pasado a la historia como Son Oms. Se hallaba donde ahora rueda la segunda pista del aeropuerto. Y el único resto testimonial que nos ha quedado, un pequeño santuario reconstruido después en otra ubicación, está sucio y abandonado.

El blues de Son Oms es una de esas canciones constantes en la historia del patrimonio mallorquín. Cuando al imperio de necesidades "urgentes" y "perentorias" se toman decisiones irreparables que pocos años después ya se lamentan. En la actualidad, la destrucción de un monumento de ese calibre hubiera generado un escándalo. En los 70, cuando se produjo, sólo algunas voces como las de Guillem Rosselló Bordoy o el doctor Pericot se hicieron sonar con tristeza. Porque ya estaba cantado.

En terrenos de la finca de Son Oms, se conocía un gran conjunto de construcciones ciclópeas. Lo más destacable era un grandioso túmulo escalonado, con una sala hipóstila (cubierta con losas sostenidas por grandes columnas) adosada. La existencia de ese inmenso talayot, con la rampa que permitía acceder hasta la cumbre, hizo pensar a los arqueólogos en una función ritual. Y fue precisamente en este yacimiento donde se empleó probablemente por primera vez la idea de un centro ceremonial o sagrado, fuera del poblado, que tenía funciones religiosas y simbólicas. Esta formulación de Rosselló Bordoy sería comprobada años más tarde por Javier Aramburu-Zabala, quien ha llegado a reconstruir la red de poblados y centros ceremoniales de la mayor parte de Mallorca.

Son Oms contaba además con un extraño edificio, conocido como "el laberinto", un talayot de planta circular, y un santuario. Cerca existía también una zona de enterramientos.

La investigación científica de este enclave quedó brutalmente alterada al saberse que por allí debía transcurrir la nueva pista del aeropuerto. Para salvar lo posible, se aceleraron las excavaciones. Y se produjo entonces un descubrimiento sensacional. Bajo las paredes del gran talayot escalonado apareció una doble naveta, de época más antigua. Con ello quedaba demostrado que la zona tuvo una importancia sagrada durante siglos, como solar ritual y funerario.

Presionados por la amenaza del derribo, los arqueólogos intentaron salvar el máximo posible de un monumento que, para mayor sarcasmo, era monumento histórico-artístico desde 1963. Tras finalizar las excavaciones, probaron el uso de grúas para levantar las losas de la naveta, que se rompían en pedazos. Apurados por el paso del tiempo, solicitando prórrogas, sólo pudieron reconstruir un santuario de la época talayótica final. Lo demás pasó a la historia negra del patrimonio.

Son Oms es hoy solamente una cita de libro, una maqueta, o un triste recinto de santuario abandonado a su suerte en el parterre del desvío desde el aeropuerto a Santanyí.

Se merecía algo mejor.
Diario de Mallorca, 29 de enero de 2005.
29/01/2005 21:36 ;?> Hay 2 comentarios.


Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris