Blogia
misteriosdebaleares

Enigmas

Leyenda o historia de las urbes sumergidas de la isla

La revista Año Cero analiza las supuestas ciudades de los fondos marinos de Menorca

JORDI GONZÁLEZ

El último número de la revista Año Cero dedica un interesante artículo a las supuestas 'Ciudades sumergidas de Menorca'. En él, Mario Menéndez Díaz, redactor del reportaje, defiende la hipótesis de que la isla cuenta en sus mares con diferentes urbes tragadas por el agua.

La explicación de este fenómeno, según el autor, es que «hace mucho más tiempo de lo que se cree ocurrió algún desastre natural de carácter climatológico o geológico que propició el hundimiento de esas ciudades costeras de Menorca, quedando tan sólo algunos restos de ellas sobre las cuales, posteriormente, se construyeron las basílicas paleocristianas y nuevos asentamientos».

El artículo aporta algunos datos interesantes sobre el rico patrimonio histórico cultural que se encuentra actualmente bajo las aguas de la costa menorquina.

En ese sentido el reportaje analiza los restos arqueológicos submarinos que se encuentran alrededor del poblado romano de Sanitja (en el Cap de Cavalleria), de la basílica de Son Bou y hasta reluce la mítica leyenda de la ciudad de Parella en la costa de Ciutadella. Huyendo así de las tesis predominantes que afirman que el patrimonio histórico submarino se debe al incesante comercio del mediterráneo, a lo largo de los siglos.

A pesar de su cierto interés cabe destacar que el reportaje sigue la línea editorial que caracteriza a la revista, centrada en el estudio de fenómenos paranormales y en el análisis de leyendas, empeñándose en hacerlas realidad a cualquier precio.

En un principio el artículo introduce algunos elementos de importancia, como la supuesta ciudad sumergida de Son Bou, documentada ya por el investigador Josep Mascaró Pasarius.

Según Menéndez «sobrevolando la costa con una avioneta se aprecian unas estructuras submarinas, cuyos trazos rectilíneos semejan calles y plantas de edificios que, supuestamente, corresponden a la visión aérea de una pequeña ciudad encubierta». El autor sigue comentando que «estas enigmáticas estructuras pétreas se pueden localizar a 300 metros del margen oriental de la playa y a unos 10 ó 15 metros de profundidad». Los largos pasillos fueron apreciados in situ por los
dos submarinistas de la revista.

Diario Última Hora Menorca, 12 de junio de 2005.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Astrología con rigor científico y valor literario

El escritor Cristóbal Serra traduce la obra de Max Jacob titulada 'Espejo de la Astrología' en la que se recogen los perfiles femeninos de cada signo zodiacal


MAYTE AMORÓS

PALMA.- Cristóbal Serra Simó vive entre la soledad de sus múltiples libros, discos y cuadros. Quizá los astros eligieron en sus apellidos esa 's' al cuadrado que refleja su soledad elevada a la segunda potencia. Me recibe en el salón de su casa. Al fondo, al lado de la ventana, luce su premio Ramon Llull y sobre la mesa reposa el libro Espejo de la Astrología, una traducción propia de la obra de Max Jacob.

Me siento frente a él y espeta «eres Escorpio, la luminosidad de tus ojos es propia de las de este signo» y su primera radiografía sobre mi naturaleza astral me sirve de antesala para preguntar por la ambigüedad del título de este libro: «refleja el saber astrológico pero de una forma literaria, cualidades de las antiguas especulum (las precedentes de las enciclopedias) de la Edad Media donde se recogían todos los conocimientos de la época», responde Serra.


Poeta vanguardista


Desde joven, Cristóbal Serra tiende a buscar «libros raros y si van a contracorriente, mejor». No lo hace metódicamente, asegura, sino que «es mi inclinación». Esta inherencia le llevó hacia esta obra póstuma de Max Jacob, un poeta vanguardista que se dedicaba a la astrología y a la cartomancia para subsistir de la precaria remuneración de los poemas. Instaló un consultorio en París donde acudían, sobre todo, mujeres de la alta sociedad y cuya experiencia le sirvió para definir los perfiles de cada signo.

«Lo he traducido porque, además del rigor científico, contiene valor literario, una gran riqueza psicológica y es útil para las personas», asegura el traductor. En definitiva, un libro donde Max Jacob hace un perfil de las mujeres de cada signo zodiacal y que ya ha sido tildado por algunos de misógino, calificativo que Serra desmiente porque «si se sabe leer, uno disfruta de los detalles curiosos». Al respecto, el traductor de Espejo de la Astrología destaca el apartado Analogías «la parte más lúdica del libro, un auténtico festín de la imaginación que estimula la acrobacia mental».

En su tarea de traducir, Cristóbal Serra se define con «humildad pero con el orgullo de ser traductor y nunca traidor de la versión original». Como autor lo tiene claro: «si los libros no tienen alguna característica fuera de lo común, no tienen por qué existir». En ocasiones se ha ganado la fama de «orillero del Infierno» pero él, entre risas, puntualiza que únicamente quiere pensar cosas peligrosas y bordearlas.

Cree en la astrología porque está avalada por la cultura milenaria, que conoce bien la condición de sus hombres, y en el ocultismo. En cambio, se distancia de los libros que le constriñen. «Mis manías librescas ya las conocen todos y la próxima será la edición del libro del filósofo chino Chunangsé, adelanta.

Libro en mano, Serra asegura que es éste es una forma de conocerse, de prever la compatibilidad con los demás , «un valor inestimable como ayuda para descifrar nuestra vida y orientarla».

Los astros orientan pero no coaccionan. Espejo de la Astrología enseña a cada signo una entidad psicológica definida, aunque reducida a la fecha de nacimiento. Las clasificaciones son arbitrarias como pueden serlo todas pero ¿pueden contener una parcela de verdad práctica?


El Mundo-El Dia de Baleares, 22 de mayo de 2005. http://www.elmundo-eldia.com/2005/05/22/cultura/1116712800.html

Ferrer y las sociedades secretas mallorquinas

PALMA.- El historiador Miguel Ferrer Flores presentó ayer en la Real Academia Mallorquina de Estudios Genealógicos, Heráldicos e Históricos su libro Política y represión en Mallorca (1800-1849. Sociedades secretas y liberalismo. En él, el escritor galardonado en los Premios Ramon Llull, Miguel Ferrer Flores, desvela los nombres de los miembros de las sociedades secretas y todo el entramado de las tertulias que gestaron el ambiente proliberal en la Mallorca de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX.

Ofrece también un estudio sobre la entrada del liberalismo en Mallorca a principios del siglo XIX y desarrolla las situaciones de tensión política y represión, en las que jugaron un papel importante las sociedades secretas.

El flamante premio Ramon Llull se centra en la masonería, los federados y los comuneros para sacar a la luz a algunos miembros de la Iglesia que, por no ir en contra del pensamiento conservador reinante de la sociedad de entonces, se inscribieron en estas sociedades con una finalidad muy diferente al convencimiento religioso: para modernizar la estructura y hacer hincapié en la vivencia del evangelio. Destacan nombres como Guillermo Montis i Vía, el Conde de Montenegro o Estaban Bonet.
El Mundo-El Dia de Baleares, 22 de abril de 2005.

El historiador Miguel Ferrer desvela en su último libro las sociedades secretas de la Mallorca del XIX

MAYTE AMORÓS

PALMA.- El recientemente galardonado en los Premios Ramon Llull, Miguel Ferrer Flores, desvelará mañana los nombres de los miembros de las sociedades secretas y todo el entramado de las tertulias que gestaron el ambiente proliberal en la Mallorca de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX a través de su libro Política y represión en Mallorca (1800-18409. Sociedades secretas y liberalismo.

El escritor presentará su último libro en la Real Academia Mallorquina de Estudios Genealógicos, Heráldicos e Históricos, a las 20.00 horas. En él ofrece un estudio sobre la entrada del liberalismo en Mallorca a principios del siglo XIX y desarrolla las situaciones de tensión política y represión, en las que jugaron un papel importante las sociedades secretas.

El flamante premio Ramon Llull se centra en la masonería, los federados y los comuneros para sacar a la luz a algunos miembros de la Iglesia que, por no ir en contra del pensamiento conservador reinante de la sociedad de entonces, se inscribieron en estas sociedades con una finalidad muy diferente al convencimiento religioso: para modernizar la estructura y hacer hincapié en la vivencia del evangelio.

Destacan nombres como Guillermo Montis i Vía, el Conde de Montenegro o Estaban Bonet como personajes que participaron de la «ideología sumergida», tal y como afirma Miguel Ferrer.

El autor resalta, además, la postura de la Iglesia frente al liberalismo en tendencias extremistas.

«La introducción de liberalismo en Mallorca la situó a un mismo nivel europeo y nacional», señaló Ferrer.

En las más de 300 páginas de Política y represión en Mallorca (1800-18409. Sociedades secretas y liberalismo se recogen fotografías de las principales cárceles de la época, utilizadas entonces para reprimir a los políticos. Entre ellas se encuentran el Castillo de Bellver y la Torre del Angel.

Aproximadamente dos años y medio ha necesitado el historiador mallorquín para recopilar datos y material suficiente para trabajar en esta empresa, con la que ya suma su sexto libro. «Siempre investigo lo que me sale», asegura, «mis estudios siempre van destinados a dar a conocer la Mallorca mía, a la que quiero y de donde soy», confesó.

Miguel Ferrer Flores aseguró no haber sido seducido por ninguno de los best sellers sobre sociedades secretas, que actualemente están en boga (tipo Código da Vinci). «Facta facta non verbae», sentencia a este respecto, porque «una cosa es la imaginación novelesca y otra cosa es la realidad. La historia no se puede poetizar sino que debe responder a la realidad», recalcó a la vez que dejó claro que las sociedades que él estudia existieron.

La presentación de Política y represión en Mallorca (1800-18409. Sociedades secretas y liberalismo estará a cargo del abogado Félix Pons Irazazabal.
El Mundo-El Dia de Baleares, 20 de abril de 2005.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Una página web sobre la magia de las Pitiüses

EIVISSA REDACCIÓN


Desde el pasado domingo se puede consultar en internet la nueva versión de la página web `Islas Encantadas (Ibiza Mágica)´ elaborada por el periodista Pepe Riera. Esta nueva página (www.telefonica.net/web2/lagatayelbuho) incluye los contenidos de la anterior y se amplía con nuevas secciones como artículos y ensayos sobre espiritualidad, la muerte y el mundo de los espíritus, viajes mágicos, relatos de misterio y noticias y reportajes sobre el mundo de lo oculto y lo paranormal.

Diario de Ibiza, 5 de abril de 2005.

El 'papa Clemente' y Mallorca

El 'papa Clemente' y Mallorca Lucas Moyà
Poca relación tuvo con Mallorca el llamado “papa Clemente” del Palmar de Troya. Ahora, cuando acaba de morir, circulan rumores sobre el sobrino de un “obispo consagrado” por Clemente que después de estar en el complejo de Utrera, vino a Mallorca a trabajar en hostelería. Cosa menor e indirecta. Lo más sonado del estrafalario “papa” fue la “canonización” del beato mallorquín Ramon Llul. Fue en 1978. Un documento del autoproclamado “Gregorio XVII, Patriarca del Palmar de Troya”, además de otros títulos, expresaba la elevación a los altares de personajes como Francisco Franco, José Antonio Primo de Rivera, Carrero Blanco, Calvo Sotelo…y 48 mártires, venerables y beatos, entre ellos Raimundo Lulio. En el acta de canonización se incluye una breve biografía de Ramon Llul. Dice así:


Decimoquinto documento

de su Santidad el Papa Gregorio XVII



Solemnes beatificaciones y canonizaciones,

como asimismo proclamación de

varios Doctores de la Iglesia



29. San Raimundo Lulio, Mártir


Nació en Mallorca (España), en el año 1232. Llevó en su juventud una vida mundana y pecaminosa. A los 30 años, tuvo una visión de Cristo Crucificado, visión que se repitió varias veces más. Movido a conversión, distribuyó sus riquezas entre los pobres y peregrinó a Santiago para implorar el auxilio del Apóstol. Su ideal era el apostolado entre los mahometanos, para lo cual se preparó durante varios años de teología y humanidades, y así tener una base sólida para evangelizar a los mahometanos. Hizo tres viajes a África con intentos apostólicos, predicando por las calles el Santo Evangelio, pero sin grandes frutos, debido a la falta de ayuda del Papa y de las autoridades eclesiásticas y civiles. Ingresó en la orden terciaria franciscana. Fue apedreado por los árabes en Bougie y murió a consecuencia de ello el 29 de junio de 1316.
Mallorcadiario.com, 24 de marzo de 2005.

La profecía y el maremoto

En mayo del 1981 se anunció una catástrofe marina en Mallorca


CARLOS GARRIDO

La historia no siempre es lógica y lineal. A veces tiene recursos inesperados, incluso inexplicables. Episodios que se cuentan como si fuera una leyenda.

El tsunami del 26 de diciembre pasado me trajo el recuerdo de una historia excepcional. Era el mes de mayo de 1981 cuando comenzó a correr un extraño bulo. Nadie sabía de dónde había salido, pero se esparcía como una mancha de aceite. Concretamente se aseguraba que el día 12 de mayo iba a producirse un maremoto que asolaría la isla de Mallorca. Tan catastrófica profecía venía acompañada de otro signo apocalíptico. Coincidiendo con el golpe de mar, se produciría la muerte del Papa Juan Pablo II.

Cuando intentabas averiguar de dónde salía tal especie, obtenías respuestas inconcretas. Revelaciones de índole más o menos esotérica. Pero lo curioso es que todo el mundo repetía la misma historia. Hasta el punto de que pasó a la prensa e incluso al mundo de la publicidad. Así, Román Piña Homs escribía en la página de opinión de Diario de Mallorca un artículo titulado ´En la cresta del maremoto´. Donde decía: "Alguien ha deducido que para estas fechas un maremoto arrasará Mallorca. Y mientras nuestros hijos discuten sobre la altura de la ola, y algunos papás hasta cogen billetes de avión por lo que pueda pasar, uno exclama: ¡Qué ocurrencias! ¡Como si no tuviésemos ya bastante maremoto con la endiablada tensión política y degradación económica que vive el país!".

El impacto popular del rumor del maremoto se contagió también al marketing. Y en la primera página de nuestro diario se podía contemplar un recuadro que decía escuetamente: "Desde mañana, el maremoto de Tiburón". La popular tienda utilizaba el reclamo maremotista para indicar el cataclismo rebaje de los precios.

Otro anuncio decía: "La predicción era cierta. Ha llegado el maremoto. (Más información en pág. 9)".

Total, que llegó el tan temido día 12 y lo que ocurrió fue que se produjo un fuerte viento sobre Mallorca. La portada de Diario de Mallorca lo reflejaba al día siguiente con una espectacular fotografía de las olas rompiendo en el Dic de l´Oest. "Fuerte viento y oleaje en Mallorca", rezaba el titular. Y el texto de la llamada aclaraba: "A causa del fuerte viento, que en ocasiones rozó los cincuenta nudos a la hora, un fuerte oleaje azotó ayer la costa mallorquina, sobre todo en la zona de Poniente. Fueron muchos los que, ante la psicosis desatada últimamente a causa del supuesto maremoto que hoy tenía que sufrir Mallorca, vieron en ese mar encrespado un mal presagio. Sin embargo, el espectáculo del mar embravecido convocó ayer a turistas y paseantes en las playas, para contemplar la fuerza de las olas contra la arena. Más de uno, al acercarse demasiado, tuvo que ir a cambiarse de ropa, tras sufrir un pequeño ´maremoto´ a causa de la espuma".

Pero la cosa no quedó allí. Cuando todo el mundo ya se reía del maremoto no consumado, un día después se produce un atentado contra el Papa. Tal como la profecía había asegurado. El autor era un joven turco llamado Ali Agca.

Y el asombro fue todavía más profundo cuando, el 15 de mayo, el diario titulaba a toda página: "Ali Agca estaba en Magaluf tres días antes de atentar contra el Papa". ¡El terrorista se había alojado en el hotel Flamboyan!

¿Cómo explicar una cadena tan ilógica de acontecimientos? La predicción resultó cierta de forma indirecta. El Papa no murió, Mallorca no se hundió en el mar. Pero el hombre que estuvo a punto de matar a Juan Pablo II preparó en la isla el atentado, cometido al día siguiente de la fecha en cuestión.

Ahí queda el enigma para los historiadores.

Diario de Mallorca, 05 de febrero de 2005.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres